Publicado el jueves 20 de deciembre del 2012

El espíritu navideño recorre el Metroplex

Especial La Estrella Digital

DALLAS — A pesar que va en aumento el número de familias que buscan ayuda para satisfacer sus necesidades básicas, organizaciones comunitarias tratan de hacer de la Navidad una ocasión para celebrar.

Y los necesitados insisten que la salud y familia son lo más apreciado e importante que tienen y por lo tanto lo consideran una bendición suficiente para celebrar la Navidad.

“Mientras uno tenga salud y familia los regalos y las cosas materiales no son necesarias”, dijo Omar Jasso un jornalero sin empleo que todos los días se presenta afuera de una tienda de Oak Cliff para pedir trabajo “de lo que sea”.

Mission Arlington es uno de varios centros comunitarios del Metroplex que son usados como red de salvación por aquellos que necesitan asistencia para llevar sonrisas a los niños durante la Navidad.

Aquí más de 3,000 niños recibieron regalos, la mayoría juguetes, durante una actividad anual que cada diciembre 15 realiza la entidad caritativa que también ofrece ayuda como vivienda, alimentos, ropa y clases de inglés.

Tillie Burgin, directora ejecutiva de Mission Arlington, afirma que el estado de la economía ha causado que en los últimos años cada vez más gente acuda a pedir ayuda.

“Definitivamente va en aumento. Viene gente que nunca antes habíamos visto aquí, que ya no tiene lo suficiente para solventar sus gastos”, explica Burgin.

Ángel Reyes, presidente de la mesa directiva de la Cámara de Comercio Hispana de Dallas, organizó una reunión es su casa para recolectar regalos.

Estos serán distribuidos por el proyecto Navidad en el Barrio, una organización de voluntarios creada en 1987 que trabajan para reunir miles de regalos para los niños de escasos recursos durante la Navidad.

“La idea es ayudar a los menos afortunados”, dice Reyes.

Reyes informó que más de 100 personas donaron un juguete o 25 dólares para comprar un regalo.

Por su parte Jean Jones, directora de voluntarios de The Stewpot, también dice que este año se vio un aumento en las familias que acuden a su organización para recibir ayuda.

“Definitivamente la (mala) economía está afectando principalmente a las familias hispanas, para solventar sus necesidades”, dijo Jones.

The Stewpot es una organización en Dallas que cada mes sirve 50,000 porciones de comida para adultos. Es también un centro de recursos para consultoría para familias que están en riesgo del colapso financiero, y además ofrecen clases de ESL y cuidado médico y dental.

El sábado 15 de diciembre, 96 familias hispanas formadas por 501 personas, recibieron una despensa de alimentos equivalente a una semana de consumo.

Pero para celebrar la Navidad esta vez la entrega contenía una tarjeta de regalos con una cantidad “sustanciosa” que los padres podrán utilizar para las compras de regalos para los niños.

“Eso fue algo especial para Navidad”, explicó Jones.

Jones afirma que su sentimiento personal en su trabajo es algo que no puede mantener alejado.

“Tengo pasión por mi trabajo pero me siento apasionada principalmente por la unidad y la perseverancia entre las familias hispanas, que muestran su agradecimiento y se sienten bendecidas”, dijo Jones.

Carlos Quintanilla, presidente de Action America, una agencia comunitaria defensora de inquilinos, afirma que más y más gente está perdiendo sus viviendas debido a que no pueden solventar sus gastos.

“Muchos padres le están diciendo a sus hijos que Santa Claus no va a venir este año”, dijo Quintanilla.

“Algunas veces es deprimente no poder ayudar a cientos y cientos de gente que necesitan ayuda con cosas básicas, pero aun así uno no pude mostrar desánimo”, dice Quintanilla.