Publicado el jueves 20 de deciembre del 2012

Pedirán posada inmigrantes en el centro de Chicago

Notimex

CHICAGO — La Arquidiócesis de Chicago celebrará mañana viernes una posada mexicana en el centro de la ciudad, como una especie de búsqueda simbólica de refugio para los inmigrantes.

En el evento, que incluirá la tradicional procesión de los peregrinos y canto de la letanía, participarán sacerdotes de diversas iglesias, familias inmigrantes, jóvenes "soñadores", así como diversos grupos de simpatizantes.

Los peregrinos" fueron convocados a presentarse en la mañana del viernes frente a la oficina del Servicio de Migración y Aduanas (ICE), desde donde partirán con sus cantos realizando paradas simbólicas en el trayecto de un kilómetro.

Los participantes se detendrán a pedir también posada en sitios como el Centro Correccional Metropolitano, La Universidad DePaul, el edificio federal Dirksen, y llegarán a la céntrica iglesia St. Peters para concluir con un festejo con piñatas.

"Habrá en el ICE una vigilia-oración y un canto por la esperanza, la justicia, la dignidad humana y la conciencia, pidiendo poner fin a la separación de familias, y promulgar una reforma compasiva y comprensiva", dijo Elena Segura, directora de la Oficina Católica de Asuntos de Inmigración y Educación.

Esta es la quinta ocasión que la iglesia organiza el mitin-posada con el tema de la inmigración, pero esta vez habrá un particular reclamo a la aprobación de la Ley Dream Act, con la participación de los jóvenes que están aprovechando la medida de Acción Diferida.

"La medida es limitada y sigue su proceso, pero la Dream Act les daría a los estudiantes la oportunidad de obtener estatus legal a través de la educación superior o el servicio militar", recordó.

Además del evento conjunto, más de 80 parroquias de Chicago y su zona metropolitana realizan posadas este fin de semana, con el objetivo común de mantener a las familias unidas en esta temporada decembrina a través de tradiciones religiosas.

Entre ellas se encuentra la iglesia San Pío, del vecindario mexicano Pilsen, la cual lleva a cabo este jueves su posada con la participación del congresista Luis Gutiérrez, la representante Cynthia Soto y el concejal Danny Solís, entre otros políticos.

La posada, que coordinará el sacerdote Brendan Curran, tiene el objetivo de reclamar al Congreso federal la aprobación de la reforma inmigratoria y a la legislatura estatal los permisos de conducir en enero próximo.

Se estima que al menos unos 500 residentes de Pilsen asistan a la posada donde se llevará a cabo una representación de la sagrada familia por niños de la comunidad, la procesión de los peregrinos cantando con velas, y al final romperán una piñata en forma de estrella.