Publicado el miércoles 19 de deciembre del 2012

Niega PRI que se esté complicando la reforma educativa

Notimex

MÉXICO — El presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz, negó que el tema de la reforma educativa, contenido en el Pacto por México, se esté complicando en el Congreso, luego de que ayer se frenó su discusión en la Cámara de Diputados.

Camacho Quiroz aseveró que "esto no significa que se esté complicando, porque el Pacto por México es el inicio de un recorrido, la mesa del pacto genera la plataforma, pero no el punto de llegada".

Luego del brindis de fin de año con representantes de los medios de comunicación, el líder priista agregó que "nadie supuso que lo pactado no tendría reformas o adiciones en las cámaras, es más, a quien le toca decir la última palabra es al Congreso".

"Por el contrario, no sólo los partidos pactantes, sino los 628 legisladores federales, y cuando se trata de reformas constitucionales las legislaturas de los estados, no sólo opinarán sino tendrán la posibilidad de decidir", abundó.

Además, el dirigente priista consideró que en el Senado "no hay ninguna rebelión" por parte de los panistas, y dijo que "dentro del amplio cauce de las coincidencias puede haber modalidades y algunas precisiones en las que no haya absoluto consenso".

En este contexto, hizo votos porque la reforma educativa salga adelante, "porque estando en lo general de acuerdo sean capaces de hacer las modificaciones a que haya lugar para que al final haya una votación que habilite y convierta una iniciativa en una ley vigente".

Por otra parte, afirmó que el Revolucionario Institucional termina el 2012 con un "gratísimo sabor de boca", con la recuperación de la Presidencia de la República, que en un sistema presidencialista es la posición principal. "Para el PRI vino una bocanada de aire fresco, pero también de un llamado a la responsabilidad política".

"Supimos lo que fue el tránsito por el desierto durante 12 años. No fue un asunto sencillo, pero aprendimos de esa lección y sabemos de la volatilidad del voto, de la exigencia de los electores y por eso estamos apercibidos de trabajar muy fuerte", para "acudir a las elecciones de 2013 en condiciones de ganar", concluyó.