Publicado el miércoles 19 de deciembre del 2012

Regresa Aracely Arámbula a las telenovelas con La patrona

Notimex

MÉXICO — Aracely Arámbula regresa a las telenovelas para protagonizar La patrona, al lado de Christian Bach y Jorge Luis Pila, que estrenará el próximo 8 de enero, y que además ofrecerá contenido exclusivo que podrá ser descargado a través de la página oficial del melodrama.

La historia está basada en la telenovela La dueña, remake que contará la historia de Gabriela Suárez (Aracely Arámbula), la única mujer que trabaja en una mina en San Pedro del Oro, un pintoresco pueblo mexicano, donde los mineros no soportan ver a una mujer en este campo dominado por el hombre.

Por circunstancias de la vida, conoce a Alejandro Beltrán (Jorge Luis Pila), hijo de Antonia Guerra (Christian Bach), conocida como La patrona.

Con él vivirá un romance al que se opondrán varios personajes, entre ellos Antonia, quien se convertirá en su principal enemiga y a quien no sólo tendrá que enfrentar para lograr su amor con Alejandro, sino también para convertirse en La patrona.

El melodrama cuenta además con un elenco estelar que incluye al reconocido actor mexicano Javier Díaz Dueñas y los galanes juveniles Gonzalo García Vivanco, Christian de la Campa y Manuel Balbi.

También se unen a esta telenovela Erika de la Rosa, Joaquín Garrido, Aldo Gallardo, Alexandra de la Mora, Carlos Torres Torrija, Kenia Gascón, Alex Speitzer, Ennio Ricciardi, Bárbara Singer, Geraldine Zinat, José Luis Yeverino, Alisa Vélez, Tomás Goros, Francisco Vázquez, Mary Bravo, Mario Lora e Irineo Álvarez.

La patrona, una producción original de Telemundo Studios escrita por Valentina Párraga y realizada por Argos Televisión, es grabada en hermosas locaciones, incluyendo haciendas y genuinas minas en pintorescos pueblos mexicanos como Querétaro y Zacatecas, además del Estado de México y el Distrito Federal.

A través de su página oficial, los usuarios podrán encontrar contenido exclusivo detrás de cámaras, incluyendo galerías de fotos, entrevistas y todo lo que no se puede ver en la pantalla.