Publicado el miércoles 19 de deciembre del 2012

Anuncia Obama plan para responder a violencia por armas

Notimex

(Este artículo contiene información adicional a la versión original)

WASHINGTON — El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció hoy que su gobierno formula un plan de acción para responder a la violencia generada por las armas de fuego, y designó al vicepresidente Joe Biden para encabezar este esfuerzo.

El mandatario reconoció que el empuje de cualquier iniciativa no será fácil debido a lo complejo del fenómeno y las resistencias en el Congreso, pero insistió que "eso no quiere decir que no debemos hacer nada".

En rueda de prensa en la Casa Blanca, junto al vicepresidente Joe Biden, el mandatario reconoció que si bien los hechos de Connecticut hacen necesario un debate "esta vez las palabras deben llevar a la acción".

"Sabemos que este es un tema complejo que genera hondas pasiones y divisiones políticas, y como lo dije antes no hay ley o leyes que puedan prevenir cada acto de violencia sin sentido en nuestra sociedad", indicó.

Insistió empero que lo complejo del problema y la persistencia de hechos de violencia armada "no puede ser una excusa para no hacer nada" y por ello su decisión de empujar este plan de acción.

El nuevo esfuerzo será liderado por el vicepresidente Joe Biden, quien de acuerdo con Obama sostendrá consultas con otros miembros de su gabinete, gobernadores, legisladores y grupos interesados.

Anticipó que el proceso tendrá la ventaja que ofrecen las propuestas que han sido discutidas antes de modo que no se partirá de cero, y dijo que aún malas ideas serán consideradas por el grupo encabezado por Biden.

Dijo que su expectativa es que a partir de estas consultas le sean presentadas recomendaciones en un mes, y tan pronto las reciba, "voy a presentar propuestas específicas".

"Voy a hablar de ellas en mi informe de gobierno y trabajaré con miembros del Congreso interesados en tratar de hacer algo", precisó.

El mandatario reconoció la importancia que tendrá en este empuje la persistencia de un fuerte debate en la opinión pública.

"Espero que nuestros recuerdos no sean tan cortos de manera que lo que vimos en Newtown dejen de tener presencia en nuestras memorias y que en un mes continuemos apasionados como ahora", dijo.

Pese a su anuncio, el mandatario fue cuestionado sobre su visible inacción en el frente de las armas de fuego a lo largo de los cuatro años de su gobierno, y que en palabras del reportero que lo cuestionó, equivalió a una ausencia absoluta.

"He sido presidente de Estados Unidos, lidiando la peor crisis económica desde la gran depresión, una industria automotriz al borde del colapso y dos guerras, no creo que haya estado de vacaciones", respondió con el gesto adusto.