Publicado el martes 18 de deciembre del 2012

Deporta EU a más de 200 mil padres de familia en dos años

Notimex

WASHINGTON — Estados Unidos deportó en dos años a más de 200 mil padres de familia que indicaron que sus hijos son ciudadanos estadounidenses, según informó el sitio Colorlines con base en datos del gobierno federal.

Casi 23 por ciento de las deportaciones (unas 204 mil 820) registradas del 1 de julio de 2010 al 31 de septiembre de 2012 afectaron a padres de hijos estadounidenses, de acuerdo con los datos obtenidos por Colorlines mediante la Ley de Libertad de Información.

Esas cifras representan el total de deportaciones, no el número de personas, ya que algunas podrían haber sido deportadas más de una vez en ese periodo, señaló Colorlines.

Indicó, sin embargo, que el número de padres deportados puede ser mayor, ya que algunos temen decir a las autoridades que tienen hijos, y los datos no incluyen a los jefes de familia con hijos que no son ciudadanos de Estados Unidos.

La aplicación de las "fracasadas" leyes de inmigración "está destruyendo familias de cientos de miles de niños estadounidenses", lamentó el director de la organización proinmigrante Americas Voice, Frank Sharry, citado por el reporte.

"Nuestro gobierno debería reunir a las familias, no separarlas", señaló Sharry, quien indicó que cuando el Congreso aborde el tema de inmigración el próximo año tiene que considerar su impacto en los niños.

El sitio Colorlines sostuvo que en 2009 el Congreso ordenó al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) reunir información sobre las deportaciones de padres a partir del 1 de julio de 2010 y la divulgue cada seis meses, lo cual lo ha hecho sólo una vez.

Un informe de Colorlines divulgado en noviembre de 2011 calculó que al menos cinco mil 100 niños que estaban en hogares temporales enfrentaban barreras para reunificarse con sus padres detenidos o deportados y que la cifra puede ascender a 15 mil para 2014.

El vocero del ICE, Gillian Christensen, dijo a Colorlines que una gran mayoría de los deportados son personas con antecedentes penales que entran dentro de la categoría de alta prioridad en la entidad.