Publicado el martes 18 de deciembre del 2012

Envía Rusia barcos de guerra ante posible evacuación en Siria

Notimex

MOSCÚ — Rusia envió buques de guerra al Mar Mediterráneo ante una posible evacuación de sus ciudadanos de Siria, una señal de que Moscú –aliada de Damasco– está preocupado por los avances militares y diplomáticos de los rebeldes.

Un grupo de cinco barcos –entre ellos dos buques de asalto, un petrolero y un escolta– zarparon el lunes del puerto de Baltisk (Mar Báltico) con destino al Mar Mediterráneo, donde Rusia tiene una base en el puerto sirio de Tartus, según fuentes navales rusas.

Según las fuentes, citadas por la agencia rusa de noticias Interfax, los buques se dirigen a la costa siria para asistir en una posible evacuación de ciudadanos rusos.

El Ministerio de Defensa de Rusia no precisó si los barcos se dirigen al puerto de Tartus, 200 kilómetros al noroeste de Damasco, donde Rusia dispone de una base de reabastecimiento y de apoyo técnico.

Explicó que Rusia envió el buque patrullero "Iaroslav Mudryi", los navíos de desembarco "Kaliningrado" y "Alexandre Chabalin", el remolcador "SB-921" y el barco nodriza "Lena" al Mediterráneo, donde relevarán a otra flotilla enviada a la zona en noviembre pasado.

En las últimas semanas, los rebeldes han logrado importantes triunfos militares y diplomáticos, al capturar una serie de instalaciones del Ejército en todo Siria y asegurándose el reconocimiento formal de su nueva coalición por parte de Estados occidentales y árabes.

El envío de buques rusos se produce un día después de que la cancillería rusa confirmó que dos de sus ciudadanos que trabajaban en Siria fueron secuestrados junto con un ciudadano italiano cuando viajaban en un vehículo por la ciudad siria de Latakia, oeste del país.

Asimismo, tiene lugar un día después de que los rebeldes sirios obtuvieron un posible trampolín para avanzar hacia Damasco tras controlar el campo de refugiados palestinos de Al Yarmouk, en el sur de la capital siria.

El vocero del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), Fahd al Masri, indicó que los insurgentes se hicieron con el control de Al Yarmouk tras intensos enfrentamientos con las fuerzas leales al régimen del presidente Bashar al-Assad.

A pesar de que los rebeldes han tomado el control del campamento, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) destacó que todavía continúa el desplazamiento de refugiados por temor a que estallen nuevos combates.

Este martes, al menos 40 personas murieron en combates y ataques de las fuerzas del régimen sirio en toda Siria, entre ellas 13 en Damasco y suburbios de la capital, 10 en provincia de Deraa y seis en Hama.