Publicado el lunes 17 de deciembre del 2012

Delinea Peña 6 ejes de plan de seguridad

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — El presidente Enrique Peña Nieto presentó seis líneas de acción de la nueva política de Estado por la seguridad y justicia para los mexicanos, que comprende la creación de una Gendarmería Nacional con 10 mil elementos en una primera etapa.

En la Segunda Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública, Peña Nieto explicó que los objetivos prioritarios que persigue el Gobierno están orientados a reducir la violencia y recuperar la paz y tranquilidad de las familias mexicanas, además de disminuir los indicadores relacionados con homicidios, secuestros y extorsiones.

Los seis ejes del plan de seguridad y justicia de Peña Nieto son planeación, prevención, respeto a Derechos Humanos, coordinación, transformación institucional y evaluación.

El primer eje es el de la planeación para reducir la violencia y recuperar la paz. De acuerdo con Peña Nieto, en su Administración no habrá improvisación y la planeación dará fechas para cumplir con los compromisos. La política de seguridad, afirmó el mexiquense, no pretende ser reactiva.

"No habrá improvisación. La planeación nos permitirá asignar responsabilidades y fechas precisas de cumplimiento para cada institución de Gobierno de la República y para los gobiernos locales", asentó.

El segundo punto del plan es el de la prevención del delito, en el que se enfocarán esfuerzos institucionales para atender causas de los fenómenos criminales y no sólo sus consecuencias.

El Presidente dijo que se aplicará un programa transversal que combatirá las adicciones, rescatará espacios públicos e impulsará las escuelas de tiempo completo.

Además, habrá un fondo para la prevención del delito con un presupuesto de 2 mil 500 millones de pesos. Dentro de este punto, el Mandatario instruyó a las Secretarías de Gobernación y Hacienda a instalar una Comisión Intersecretarial de Prevención del Delito.

El tercer eje de la estrategia corresponde a la protección y respeto de los Derechos Humanos. Se activará un Programa Nacional de Derechos Humanos que dé seguimiento a la instrumentación de la reforma en la materia. También se elaborarán protocolos de actuación para los cuerpos de seguridad.

Para procurar los derechos de los migrantes, el Presidente anunció la depuración y reestructuración del Instituto Nacional de Migración.

En lo que respecta al cuarto punto, la coordinación, Peña señaló que se fortalecerá el trabajo entre el Gobierno federal, estados, Distrito Federal y municipios, ya que se requiere de todos para reducir la violencia.

"En la obligación de brindar seguridad los gobiernos deben cumplir, no competir", señaló.

En este sentido, reiteró el anunció del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sobre que el país se dividirá en cinco regiones operativas, consensuadas con los estados, para lograr una mayor eficiencia operativa.

"Se establecerá un sistema de coordinación y cooperación conducido por la Secretaría de Gobernación. Se establecerán protocolos y sistemas para el ágil y oportuno intercambio de información que aproveche los avances que hoy tienen Plataforma México", dijo Peña Nieto.

Además, pidió a Hacienda revisar la situación de los fondos de seguridad pendientes de entregar a las entidades federativas y rediseñar la reglas para agilizar el flujo de recursos en materia de seguridad.

Sobre la transformación institucional, el quinto eje de la nueva política, Peña refirió que la Segob se hará cargo de las tareas de la extinta Secretaría de Seguridad Pública y que se reorganizará a la Policía Federal asegurando el control interno de la corporación.

Ordenó la creación de la Gendarmería Nacional, la cual, dijo, será responsable de fortalecer municipios e instalaciones estratégicas como aeropuertos, puertos y fronteras y en un primer momento tendrá 10 mil elementos.

Reiteró que las Fuerzas Armadas seguirán desarrollando tareas de seguridad en las calles hasta que las fuerzas estatales se consoliden.

Detalló que pondrá en operación cinco centros regionales para capacitar a policías y uno para formar a mandos, además de que se crearán 15 unidades de la PF dedicadas a combatir el secuestro y la extorsión.

Señaló que la PGR participará en operativos federales para mejorar las averiguaciones previas y ordenó al Procurador, Jesús Murillo Karam, a revisar la figura del arraigo.

En el sexto eje, el priista refirió que cada una de estas acciones será evaluada permanentemente y con indicadores claros para que los ciudadanos puedan dar seguimiento al desempeño de las autoridades.

También señaló que esto permitirá retroalimentar, y en su caso ajustar, el curso de la política de seguridad. "Lo importante es cumplir con el objetivo de dar paz y tranquilidad, de manera especial, reduciendo la violencia", señaló.

Refirió que existe una gran consenso nacional para construir un México más justo y más seguro y que parte de los expresado en la política de seguridad se acordó en el Pacto por México.

Desacredita Peña estrategia de FCH

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto desacreditó la estrategia que implementó el Gobierno calderonista en materia de seguridad pública.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que en contraste con lo mucho que presumió el Gobierno anterior, la captura de capos propició la fragmentación de grupos criminales en detrimento de la seguridad pública.

Osorio Chong dijo, además, que dos veces aumentaron los recursos contra la delincuencia y dos veces aumentó la tasa criminal, al grado que entre 2006 y 2012 se tiene un registro de 10.6 millones de delitos.

El secuestro en el sexenio anterior se incrementó 83 por ciento y la extorsión 40 por ciento, afirmó. Agregó que todo esto configuró una tasa de crecimiento de homicidios.

...y Karam enlista fallas en PGR

En su oportunidad, el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, afirmó que durante muchos años la PGR ha sido una institución en la que priva la falta de una coordinación eficaz, así como objetivos y resultados medibles.

Señaló que la dependencia ha arrastrado durante muchos años una estructura que no corresponde a la realidad actual porque se fue ajustando a la coyuntura del momento.

Reconoció que la PGR ha perdido su propósito central de desarrollar investigaciones, lo que ha sido cubierto con medidas extraordinarias.

Señaló que el reto es que no haya un inocente en la cárcel, pero que a todos los criminales se les imponga la sanción adecuada.