Publicado el viernes 14 de deciembre del 2012

Manifestantes exigen en Casa Blanca reforzar control de armas

Notimex

WASHINGTON — Cientos de manifestantes realizan el viernes una vigilia frente a la Casa Blanca con el fin de exigir una legislación más estricta para el control de armas, luego del tiroteo que dejó 27 muertos en una escuela primaria en Connecticut.

"Está pasando todos los días (...) necesitamos una respuesta y como personas de fe, como pastores, continuaremos alzando nuestras voces hasta que terminemos este curso de violencia de las armas en este país", señaló el reverendo Michael McBride, miembro de PICO National Network, organización a favor del control de armas.

Al dirigirse a los manifestantes, McBride agregó que existe una expectativa porque el presidente Barack Obama encabece una estrategia para la restricción de las armas de fuego, sin importar lo que piense el legislativo, sin embargo dijo, "pondremos también presión en el Congreso".

Este jueves, un individuo, identificado extraoficialmente como Ryan Lanza de 24 años, inició un tiroteo alrededor de las 9:30 horas locales en la escuela primaria Sandy Hook, matando a 20 niños y seis adultos. El pistolero también pereció en el atentado.

Además de organizaciones de activistas, esta tarde-noche decenas de familias continuaban llegando de manera espontánea a la concentración en la explanada de la avenida Pensilvania, donde se instala el graderío para la toma de posesión del presidente Obama el próximo 21 de enero.

"El hashtag Hoy es el día es un llamado a un mayor control de armas por lo que pasó hoy en Newtown, Connecticut", señaló Ana Shore, residente en la capital estadunidense, al explicar la pancarta que portaba en la concentración.

La joven indicó que creció en Alemania, país en el que no se permite a los ciudadanos comunes la posesión de armas: "la razón por la que éstas cosas pasan es los Estados Unidos, es por las leyes laxas sobre restricción de armamento", remarcó.

Agregó que lo ocurrido en Connecticut debe ser la "gota que derrame el vaso" porque las balaceras con saldo fatal continúan en aumento.

Recordó que tras el atentado contra la congresista Gabrielle Giffords, en Arizona, y la balacera en un cine en Colorado, la gente retomó el tema del control de armas, "pero nada pasó".

"Esta es una tragedia y este país necesita hacer mucho más para controlar el acceso a las armas, yo soy originaria de Bolivia, recientemente me convertí en ciudadana y es una de las cosas que todavía me es difícil de digerir", dijo por su parte Fabiola Córdova.

Acompañada de su esposo y sus hijos de cinco y dos años de edad, Córdova dijo que su presencia en la manifestación se debe a que su hijo asistirá a la escuela el año próximo y teme por su seguridad, "es preocupante que ya nadie está seguro en este país", añadió.

En tanto, en la iglesia de Newtown en Connecticut, la población realiza también una vigilia para recordar a las 27 víctimas del atentado este jueves.

Corrigen identidad de autor de la masacre

El autor de la masacre en la escuela primaria Sandy Hook, en Newtown, Connecticut, fue identificado hoy por las autoridades como Adam Lanza, presunto asesino de 26 personas, incluidos 20 niños de cinco a 10 años de edad.

Aunque originalmente se identificó al atacante como Ryan Lanza, éste resultó ser un hermano del sujeto que presuntamente disparó contra los estudiantes y docentes, antes de morir en la escena, al parecer en un acto de suicidio.

Una persona que se identificó como Ryan Lanza colocó un mensaje en una cuenta de Facebook donde dejaba en claro que él no era el autor del ataque. "No fui yo, estaba en el trabajo, no fui yo", anotó.

El nombre de Ryan Lanza había circulado por la mayoría de medios estadounidenses a partir de una filtración policial, pero al parecer el agente que proporcionó el nombre confundió a los hermanos.

Hasta el momento han sido encontradas tres armas en la escena del crimen, una pistola Glock y otra Significativas Sauer, así como un rifle calibre .223, de acuerdo con fuentes policiales.

Nancy Lanza, madre de Adam y Ryan, era maestra de la primaria Sandy Hook y también fue encontrada muerta.