Publicado el miércoles 12 de deciembre del 2012

Sacuden explosiones edificio del Ministerio del Interior de Siria

Notimex

JERUSALÉN — El edificio del Ministerio del Interior de Siria fue blanco de tres explosiones, causando al menos cuatro muertos y 22 heridos, así como daños materiales, poco después de que dos carros-bomba estallaron en el Ministerio de Justicia.

Según la televisión estatal siria, la entrada principal del edificio fue dañado por las explosiones, una de ellas cometidas con un coche-bomba.

El Ministerio del Interior se encuentra en el distrito de Kafar Souseh, al oeste de Damasco, una zona que es disputada entre las fuerzas leales al régimen sirio y los rebeldes, que libran desde hace semanas cruentos combates.

Los rebeldes han ganado terreno en la periferia de Damasco, pero en el interior de la ciudad suelen recurrir a ataques que tienen como objetivo, en la mayoría de los casos, edificios de las fuerzas de seguridad situados en áreas leales al presidente Bashar al-Assad.

Horas antes, una persona murió y varias resultaron heridas durante el estallido de dos coches bomba cerca del Ministerio de Justicia, ubicado en el suburbio de Jaramana, en Damasco, reportó la agencia siria de noticias SANA.

En los últimos meses varias explosiones de artefactos o coches-bomba han ocurrido en Siria, sobre todo en Damasco y su periferia, atentados de los que el régimen acusa a los "grupos terroristas", como denomina a la oposición armada.

La violencia se ha recrudecido en Siria en medio de la parálisis de los esfuerzos mediadores, que no han logrado poner fin a un conflicto que comenzó en marzo de 2011 y que ha derivado en una guerra civil.

Mientras los rebeldes combaten a las tropas gubernamentales, los cancilleres del grupo "Amigos de Siria" reconocieron este jueves a la nueva Coalición Nacional de Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria como el represente legítimo del pueblo sirio.

Durante un encuentro en Marrakech, Marruecos, las potencias mundiales reconocieron a la alianza opositora, lo que refleja el consenso cada vez mayor de que la guerra civil que lleva casi 21 meses podría estar llegando a su punto decisivo.

"Amigos de Siria" pidió a al-Assad "hacerse a un lado" y advirtió que el uso de armas químicas o biológicas sería abominable y provocaría una respuesta inmediata de la comunidad internacional.

"Bashar al-Assad ha perdido legitimidad y debería hacerse a un lado para permitir un proceso de transición política sostenible", señaló el texto del borrador de la declaración del grupo.

Horas antes, el presidente estadounidense, Barack Obama, reconoció a la coalición opositora siria como representante legítima del pueblo sirio, uniéndose a Francia, Reino Unido, Turquía y estados del Golfo Pérsico.

Asimismo, el grupo "Amigos de Siria" anunció la creación de un fondo de ayuda "para apoyar al pueblo sirio", que vive una guerra civil, que ha dejado más de 40,000 muertos desde marzo de 2011.

Arabia Saudita anunció que concederá 100 millones de dólares para necesidades humanitarias del pueblo sirio, según el canciller saudita, Saud Al Faisal.