Publicado el lunes 10 de deciembre del 2012

Afganistán ha cambiado y no regresará el Taliban, dice defensora afgana de los derechos humanos

Notimex

BERLÍN — La defensora afgana de los derechos humanos Sima Samar descartó que el movimiento fundamentalista del Taliban regrese al poder en Afganistán, pues el país ha cambiado desde que lo gobernaron de 1996 a 2001.

La también ganadora del Premio Nobel Alternativo 2012, entregado este viernes en Estocolmo, habló este lunes en Berlín a la prensa, y explicó que en los años 90 la retirada soviética creó caos lo que permitió el asentamiento del Taliban.

Pero ahora, agregó, la ciudadanía afgana sabe quienes son los Talibán, lo que pretenden, y no se quiere un retroceso en el país.

Cada vez hay más escuelas a las que acuden las niñas, hay sectores de la población que han conseguido establecerse durante estos años y los medios de comunicación "están floreciendo" porque cada vez hay más, puntualizó.

Samar recibió el galardón por su "valor y su decisión en una de las regiones más inestables del mundo", señaló la Fundación internacional en favor de los derechos civiles "Right Livelihood", que otorga el galardón.

La defensora de los derechos humanos subrayó que seguirá habiendo atentados suicidas y enfrentamientos armados, pero reiteró su convicción de que Afganistán es actualmente otro. Acentuó que las mujeres afganas y sus derechos han sido totalmente descuidados en el país, e incluso no tenían acceso a clínicas ni a las escuelas.

La organización "Shuhada", que Samar fundó y encabeza desde 1989, impartió cursos de primaria a las niñas de 12 años de edad ante la falta de profesoras y gente capacitada.

Puso de relieve la importancia de que los ciudadanos afganos conozcan sus derechos civiles, y esa es otra actividad que lleva a cabo Shuhada, así como anclarlos en la Constitución.

También explicó que dedica mucho tiempo al establecimiento de los derechos civiles de las mujeres afganas.

Pidió a Alemania y a la comunidad internacional que no "los dejen solos" en la tarea que Shuhada y la fundación “Right Livelihood” llevan a cabo en Afganistán, pues se necesitan recursos financieros para continuar con esas tareas.

Samar, médica de profesión, tiene 55 años de edad y creó Shuhada que ha abierto y gestiona consultorios, clínicas y escuelas, además de que durante el gobierno de transición en Afganistán, de 2001 a 2002, fue ministra de Salud.

Declinó formar parte del gabinete definitivo porque, de acuerdo a sus declaraciones, pidió que se fincara responsabilidad penal a los responsables de crímenes de guerra y de corrupción.