Publicado el jueves 06 de deciembre del 2012

Reportan 477 decesos por paso de tifón Bopha en el sur de Filipinas

Notimex

TOKIO — Al menos 477 personas murieron y otras 250 mil se quedaron sin hogar en Filipinas, tras el paso del peor tifón registrado en esta temporada en el archipiélago, indicaron hoy funcionarios locales.

El director del Consejo de Gestión y de Reducción del Riesgo de Desastres Naturales (NDRRMC), Benito Ramos, indicó que la mayoría de las muertes se han registrado en la ciudad de Nuevo Batán, ubicada en la provincia de Valle de Compostela.

Los otros fallecidos se reparten en otras provincias de Mindanao y en las islas centrales del país asiático, según reportes de los medios de comunicación locales.

El tifón Bopha que pasó el pasado martes y miércoles por la isla de Mindanao arrasó pueblos enteros a su paso con vientos huracanados que trajeron lluvias torrenciales que provocó una mortal combinación de inundaciones y deslizamientos de tierra.

Los equipos de rescate indicaron que están buscando a 380 desaparecidos, mientras que 250 mil personas están en escuelas, gimnasios y otros edificios después de perderlo todo.

La ministra filipina de Bienestar Social y Desarrollo, Corazón Soliman, señaló que el problema más grave es la escasez de medicinas, ropa seca y tiendas de campaña.

Según la Administración local de Servicios Atmosféricos, Geofísicos y Astronómicos (PAGASA), el tifón Bopha, el más fuerte en el sur de Filipinas de los últimos 20 años, ya disminuyó en intensidad hasta la categoría de tormenta tropical.

Las regiones de Mindanao, en el sur y Visayas, en el centro, se encuentran bajo el estado de calamidad, con cientos de aldeas anegadas y numerosas vías de comunicación cortadas por las riadas.

Una de las áreas más afectadas fue el Valle de Compostela, , en el sur de la isla de Mindanao, donde no había energía ni comunicaciones y donde casas y cultivos fueron destruidas.

Cada año pasan por Filipinas cerca de 20 tormentas o tifones importantes, en su mayoría durante la temporada de lluvias entre junio y octubre. Bopha, conocido también como Pablo fue el número 16 este año.

Bopha tocó tierra el martes pasado en la isla de Mindanao, en el sur del archipiélago, con lluvias torrenciales y rachas de vientos de hasta 210 kilómetros por hora, que derribaron árboles y líneas eléctricas y provocaron severos desprendimientos de tierra.