Publicado el jueves 06 de deciembre del 2012

Despliega Japón buques para interceptar cohete norcoreano

Notimex

TOKIO — Tres destructores japoneses equipados con radares de alta tecnología se dirigen a las aguas próximas a la prefectura de Okinawa para interceptar el cohete que prevé lanzar Corea del Norte.

Los destructores tipo Aegis de las Fuerzas Marítimas de Autodefensa partieron esta mañana del puerto de Sasebo, en el oeste de Japón, rumbo al mar de China Oriental y al mar del Japón para interceptar el cohete.

Los buques están listos para disparar misiles SM-3, capaces de interceptar cualquier resto que pueda caer cuando el cohete sobrevuele las islas Sakishima de Okinawa, como se prevé que suceda, reportó la agencia de noticias Kyodo.

Los buques Myoko, Kongo y Chokai portan misiles interceptores SM-3 y su misión consiste en vigilar el vuelo del cohete norcoreano y derribar el propio artefacto o sus fragmentos si se desvía de su trayectoria prevista.

Además un buque de transporte con misiles tierra-aire PAC-3 llegó a la isla de Miyako, en la prefectura sureña, mientras misiles interceptores también estarán preparados en la isla de Ishigaki y en la principal de Okinawa.

Según el gobierno japonés, una vez que reciba la notificación del lanzamiento por parte de un satélite de alerta temprana estadunidense, difundirá información sobre lo que ocurra, y lo hará aunque no cuente con la confirmación de un radar japonés.

El motivo es que el pasado mes de abril, los funcionarios japoneses tardaron unos 40 minutos en anunciar el anterior lanzamiento de un cohete por parte de Corea del Norte, el cual fracasó.

En Seúl, el ministro surcoreano de Asuntos Exteriores, Kim Sung-hwan, dijo este jueves que su gobierno ha estado en consultas con China sobre las posibles acciones a tomar si Corea del Norte lanza este mes un cohete de largo alcance.

Pyongyang planea realizar el lanzamiento entre el próximo lunes 10 y el 22 de diciembre, para poner en órbita lo que califica como un "satélite activo" de observación terrestre, decisión condenada por la comunidad internacional.

Tokio, Washington y Seúl, junto con otros países, creen que Corea del Norte se propone en realidad probar un misil balístico de largo alcance capaz de llegar a la costa oeste de Estados Unidos.