Publicado el martes 04 de deciembre del 2012

Condenan en marcha represión del gobierno

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — El movimiento estudiantil #YoSoy132 y familiares de detenidos el 1 de diciembre en las manifestaciones contra la toma de protesta de Enrique Peña Nieto como presidente de México reprocharon la actuación represiva del Estado y exigieron la liberación de sus "presos políticos".

Ayer, cerca de 2 mil personas marcharon desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo capitalino donde denunciaron abuso de autoridad, detenciones arbitrarias y atropellos a derechos humanos por parte de cuerpos policiacos.

"El Estado orquestó una estrategia represiva en contra de la movilización social que lejos del discurso oficial que replican los medios, no se trató de una acción disuasiva. Desde la instalación del cerco alrededor del Congreso se manifestó la presencia absurda e intimidante de elementos policiacos y militares.

"Presenciamos un inmenso despliegue de las fuerzas del Estado en todos los trayectos de la manifestación y que durante la jornada hostigaron, amedrentaron y agredieron a los diversos contingentes que participaron en las protestas. Estas acciones implicaron la violación sistemática de derechos humanos de todos los manifestantes y derivó en personas presas desaparecidas y heridas", leyó uno de los integrantes de #YoSoy132.

En nombre de los familiares detenidos, Jorge Iván González reclamó castigo para los policías que violentaron a los jóvenes y propuso la creación de un frente nacional de padres de familia como medida de presión para liberar a los manifestantes encarcelados.

"Denunciamos que el 1 de diciembre del presente año nuestros familiares y amigos fueron reprimidos por los cuerpos policiales del Estado y del Distrito Federal: la Policía Federal, el Estado Mayor Presidencial y la SSP DF.

"Los trasladados no tienen un proceso integrado, no hay actas integradas. El gobierno capitalino se está manejando con irregularidades. El primer día que fuimos al Ministerio Público número 50 fuimos intimidados por granaderos", dijo el primo de Claudia Trejo, una de las jóvenes actualmente presas en el penal femenil de Santa Martha Acatitla.

Tras los disturbios registrados el sábado pasado, la Procuraduría del DF reportó la detención de 90 personas. Ayer fueron consignados 65 por el delito de ataques a la paz pública en pandilla.

Los inconformes arremetieron contra las autoridades del Distrito Federal afirmando que fue desde este nivel de gobierno que se ordenó la detención indiscriminadamente de personas sólo por el hecho de transitar en el primer cuadro de la Ciudad durante las protestas.

"Responsabilizamos a Marcelo Ebrard por cualquier daño físico o psicológico que resulten de esta violación de las garantías individuales, denunciamos las irregularidades que se han suscitado a partir de que nuestros familiares y amigos fueron detenidos y posteriormente trasladados", agregó.