Publicado el lunes 03 de deciembre del 2012

Señalan #YoSoy132 a grupos paramilitares

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — Los actos vandálicos ocurridos en el Centro Histórico y San Lázaro fueron provocados por grupos paramilitares organizados por el Estado Mayor Presidencial, afirmaron ayer voceros del movimiento #YoSoy132, durante la llamada Convención Nacional Contra la Imposición (CNCI).

En conferencia de prensa, #YoSoy132 y otras organizaciones sociales pertenecientes a la CNCI se deslindaron de los hechos violentos, y señalaron ser víctimas de una estrategia contrainsurgente por parte del gobierno mexicano.

"Lo que nosotros percibimos es que fue un montaje desde el Estado Mexicano, que obedece a un manual de las Fuerzas Armadas de la ejecución paramilitar. El único responsable es Enrique Peña Nieto, y quien lo diseñó fue Óscar Naranjo", dijo David Escobar, vocero del CNCI, en entrevista.

Durante la conferencia, los activistas afirmaron que los hechos del sábado son un reflejo de la política contra insurgente de Peña Nieto, cuyo propósito es lograr la desintegración de las agrupaciones sociales independientes.

Apelaron a que desde un principio se convocó a una manifestación pacífica, y que las organizaciones sociales se replegaron lejos de los provocadores, quienes iban uniformados y armados como grupos de choque.

"Hay fotografías, tanto de la CNCI como de #YoSoy132, en donde aparecen sujetos con camisas o playeras negras, pantalón beige y un guante negro. Eran jóvenes, algunos superando los 30 años, embozados y siempre cerca de los cercos policiales", argumentó Escobar, aunque no quiso revelar las fotografías.

Israel Sansores, vocero de la Facultad de Economía de #yoSoy132, condenó en la conferencia la violación sistemática de derechos humanos que tuvo lugar con el excesivo cerco policiaco y las detenciones arbitrarias.

Anunció que las movilizaciones para pedir la liberación inmediata de los presos políticos comenzarán hoy a las 14 horas, en un marcha del Ángel al Zócalo.

"Repudiamos enérgicamente la estrategia del Estado, y exigimos la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos, la presentación con vida de los desaparecidos; la reparación integral del daño; la garantía de no repetición, y el castigo a todos los culpables", añadió.

’Nos infiltraron’

En Oaxaca, integrantes de la sección 22 del Sindicato y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE y CNTE) se deslindaron ayer de los hechos vandálicos cometidos en la Ciudad de México, pero exigió la liberación de las personas detenidas por estos hechos.

El dirigente de este gremio, Rubén Núñez Ginez aseguró que en la protestas celebradas ayer contra el Presidente Enrique Peña Nieto, participaban maestros "democráticos" e integrantes de organizaciones sociales.

"Responsabilizamos al gobierno del saliente Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto de las agresiones sufridas contra los compañeros de la Sección 22 y de las organizaciones sociales que pacíficamente nos manifestábamos. Nos deslindamos de los hechos de vandalismo ocurridos el día de ayer, porque de manera amañada infiltraron gente para provocar y desestabilizar nuestro mitin pacífico.

"Apoyamos a los compañeros detenidos y exigimos su liberación inmediata", reclamó.

El dirigente de la sección 22 recordó que defienden la educación pública, y que rechazan la evaluación universal, la Alianza por la Calidad Educativa; y que luchan por fortalecer a la CNTE.

Respecto a las acciones que ejecutarán en los próximos días por los enfrentamientos de sábado, el profesor informó que los definirán en una asamblea en la ciudad de Durango, Durango.

Hace dos semanas, los maestros afiliados a la sección 22 retuvieron 91 funcionarios públicos en Oaxaca, entre ellos a Presidente Municipal de Mitla, Alejandro Galo Bautista; y a la delegada estatal de CDI, Concepción Rueda Gómez; además, realizaron 37 bloqueos carreteros en Oaxaca.

Ahora, piden indemnización y castigo por los daños físicos y psicológicos que sufrieron los educadores esos días.