Publicado el lunes 03 de deciembre del 2012

Firman el ‘Pacto por México’ para impulsar reformas

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — El presidente Enrique Peña Nieto firmó con las dirigencias nacionales del PRI, PAN y PRD el "Pacto por México" con el que pretenden poner freno a los poderes fácticos que impiden el desarrollo del país.

Reunidos en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, los actores políticos signaron el acuerdo con el respaldo de los presidentes de las dos Cámaras del Congreso, los coordinadores parlamentarios del PRI, PAN, PRD y PVEM, así como 27 de los 32 gobernadores del país.

Con el Pacto, se comprometieron por escrito a impulsar un conjunto de reformas y acciones que terminen con los monopolios y que permitan al Estado mantener el control total de sectores clave como el educativo y las telecomunicaciones.

"La creciente influencia de poderes fácticos frecuentemente reta la vida institucional del país y se constituye en un obstáculo para el cumplimiento de las funciones del Estado mexicano", advirtió el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

El acuerdo incluye 95 compromisos en materia de sociedad de derechos y libertades; crecimiento económico, empleo y competitividad; seguridad y justicia; transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción, así como gobernabilidad democrática.

Los firmantes acordaron integrar un consejo rector, que será el responsable de articular las negociaciones, definir objetivos, determinar mesas de trabajo, establecer un calendario de trabajo y elaborar las iniciativas de ley que se requieran para ponerlas a discusión del Congreso.

Peña Nieto sostuvo ayer que el Pacto por México, que calificó de inédito, innovador y trascendente, no sólo permitirá construir el futuro a partir de objetivos compartidos, sino que da estabilidad y rumbo al país.

"El pacto le da estabilidad, certeza y rumbo a México, que blinda de coyunturas político-electorales los asuntos esenciales del país. Pero lo más importante es que alienta la unidad dentro de la pluralidad. La importancia de este pacto radica en que los partidos políticos, con base en sus propias agendas, han decidido privilegiar coincidencias y ponerlas por escrito. Estoy convencido de que el Pacto por México trascenderá en nuestra historia", sentenció.

En su turno, el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, también habló sobre la necesidad de evitar la preservación de los poderes fácticos a través de reformas que han sido impulsadas desde hace varios años, pero que no han podido concretarse por falta de voluntad política.

"La falta de estas reformas afecta a los más débiles, a los más necesitados, y favorece a los intereses de los poderes fácticos, que no pueden ser sometidos, más que por un Estado democrático, fuerte y soberano", señaló.

El líder del PRD, Jesús Zambrano, consideró que es momento de dar resultados a la ciudadanía y de avanzar en las reformas que requiere el país para poner fin a los rezagos, la desigualdad, la discriminación y, también, a los poderes que, sin ser constitucionales, se han impuesto al Estado.

"Nos indigna que los poderes fácticos de todo tipo hayan doblegado una y otra vez a los gobiernos de uno y otro partido", condenó.

Marca un rumbo: EPN

Flanqueado por los líderes nacionales del PAN y PRD, Gustavo Madero y Jesús Zambrano, el primer mandatario calificó el convenio como un acuerdo inédito, innovador y trascendente entre los actores políticos del país.

Además, dijo que el Pacto por México es prueba inequívoca de que con voluntad política y visión compartida de futuro, la transformación del país será posible.

"El pacto le da estabilidad, certeza y rumbo a México, blinda coyunturas político-electorales de los asuntos esenciales del País, pero lo más importante alienta la unidad dentro de la pluralidad.

"La importancia de este Pacto radica en que los partidos políticos, con base en sus propias agendas, han decidido privilegiar coincidencias y ponerlas por escrito. Estoy convencido de que el Pacto por México trascenderá en nuestra historia", sentenció.

Más allá de una acción de buenos propósitos, se trata de un acuerdo visionario, expresó Peña Nieto ante la mayoría de los gobernadores del país, a excepción del jefe de gobierno del DF, Marcelo Ebrard, y los mandatarios panistas de Baja California, José Guadalupe Osuna; Baja California Sur, Marcos Covarrubias; Guanajuato, Miguel Márquez; y Sonora, Guillermo Padrés.

En presencia de miembros de su gabinete, hizo votos para que otras fuerzas políticas se sumen a este pacto que, reveló, dio pauta a "algunas" de las 13 decisiones presidenciales que anunció el sábado en Palacio Nacional.

"México comienza una nueva etapa de su vida democrática. Ha llegado el momento del encuentro y del acuerdo. Ha llegado el momento de dar el siguiente paso en el perfeccionamiento democrático: transitar del sufragio efectivo al gobierno eficaz.

"En este propósito, los actores políticos deben, o debemos, caminar juntos. Debemos dialogar para construir consensos. En esta hora decisiva de la vida de la República se requiere que los políticos hagamos de las coincidencias la base para alcanzar los acuerdos esenciales", enfatizó.

Peña Nieto aseguró que el pacto no es sólo de las fuerzas políticas por lo que llamó a la sociedad en su conjunto a "firmarlo" para alentar la unidad dentro de la pluralidad y abonar a la "gran" transformación por México.

Se necesita que la diferencia de visiones permita el ascenso de México, el enriquecimiento del proyecto de Nación y la conciliación de posiciones, en lugar de ser obstáculo, planteó en el Alcázar del Castillo de Chapultepec.

"El bien superior de la República nos obliga a construir ya, sin demoras, los acuerdos básicos para emprender la gran transformación de México. Es una gran muestra de madurez y seriedad política que apenas en unos días estemos hoy suscribiendo el Pacto por México.

"Por primera vez se logra un acuerdo que no surge de la necesidad de enfrentar una emergencia, sino de la voluntad explícita de transformar al País. El Pacto por México es hoy un gran acuerdo político. La siguiente etapa será convertirlo en un gran acuerdo social", añadió.

Desde el sábado, durante su primer discurso ante la nación, el primer mandatario anunció la disposición de su gobierno no sólo a respaldar el Pacto por México, sino a participar activamente para que se concretara.