Publicado el jueves 29 de noviembre del 2012

Urgen a indagar a García Luna

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — Senadores del PRI y PRD pidieron que se inicie una investigación en contra del secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, luego de que Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, lo acusó de recibir sobornos del narcotráfico y ser parte de la estructura criminal.

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública, el priista Omar Fayad, aseguró que el caso debe ser tomado directamente por la PGR e incluso por quien asuma esa posición en el nuevo gobierno.

"Obligadamente habrá una institución que tenga que voltear a ver ese asunto y esa es la PGR. Marisela Morales no puede pasar por alto esto y debe de hacer lo que deba de hacer conforme a la ley", dijo el senador priista.

"El próximo gobierno, quien llegue de procurador de la República, sin politizar el asunto, (debe) tratar de hacer las pesquisas necesarias para que lleguen al fondo de un asunto que me parece delicadísimo".

El legislador federal consideró que las revelaciones realizadas por La Barbie enrarecen el ambiente político del país, a sólo unos días del cambio de gobierno.

Advirtió, además, que las expresiones del capo generan dudas sobre otros casos en los que sus testimonios han sido clave para detener, incluso, hasta a generales del Ejército.

"¿Qué es lo que nos llama mucho la atención? Que desgraciada o afortunadamente, este personaje ha hecho otras imputaciones, debido a las cuales tienen a personas y hasta altos mandos del Ejército y servidores públicos en la cárcel", expresó.

"Entonces, descalificar en este momento a La Barbie, también implicaría una revisión de cómo han servido sus declaraciones y dichos para procesar, enjuiciar y encarcelar no sólo a ciertas personas en general, sino a aquellas con categoría de servidores públicos".

En una carta a REFORMA, Valdez Villarreal aseguró haber pagado a funcionarios del primer círculo de la SSP federal y que éstos toman como botín los decomisos que hacen.

En la misiva entregada por su abogada, denunció que García Luna recibe desde 2002 dinero del narcotráfico, al igual que sus principales colaboradores.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda, el perredista Alejandro Encinas, pidió que se indague a fondo los supuestos vínculos de García Luna y su equipo con los narcotraficantes.

"Debe de irse a fondo y no sólo ver las implicaciones que pudiera tener el funcionario, sino ver qué lazos y qué redes se tejieron dentro del gobierno de Felipe Calderón. Es un asunto que debe de investigarse y aclararse con toda puntualidad", señaló.

Sin credibilidad

En contraste, el presidente de la Comisión de Justicia, el panista Roberto Gil, consideró que las declaraciones de un "criminal consumado" carecen de credibilidad.

"No podemos, a partir del dicho de un delincuente, generar una especulación sobre un comportamiento ilegal de un funcionario de la República. No tengo ninguna evidencia, ningún indicio ni mucho menos algún elemento para poder sostener lo contrario. Lo que haya dicho La Barbie carece de toda credibilidad porque es un delincuente consumado", sostuvo.

El senador del PAN, Javier Corral, consideró que el contenido de la carta enviada a REFORMA se ha sobredimensionado, ya que no se debe perder de vista que quien la escribió es un narcotraficante y un asesino que pretende evitar su extradición a Estados Unidos.