Publicado el lunes 26 de noviembre del 2012

Lamenta CICR que régimen sirio y rebeldes ignoren derecho humanitario

Notimex

GINEBRA — El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) condenó los ataques indiscriminados de las partes involucradas en el conflicto armado en Siria sin poner atención a la población civil y sin observar los principios del derecho humanitario internacional.

El director de operaciones del CICR, Pierre Krähenbühl, instó a las partes "a cumplir plenamente con el derecho internacional humanitario, conocido también como ley de los conflictos armados".

El CICR expresó su alarma porque los combatientes siguen teniendo "poca atención a la difícil situación de la población".

"Cerca de veinte meses de lucha sin cesar han provocado una destrucción masiva, el desplazamiento de familias enteras, miles de heridos y refugiados, y el número cada vez mayor de la población civil que lucha por obtener las necesidades básicas como alimentos, agua y medicina", señaló Krähenbühl.

"La situación humanitaria en Siria está empeorando día a día y las necesidades de la gente común siguen en aumento", observó.

"A medida que aumentan los enfrentamientos armados, van teniendo una pesada carga sobre la población civil, instamos firmemente a todas las partes implicadas en el conflicto a tomar medidas inmediatas", urgió.

Estas reglas y principios se aplican a todas las partes en el conflicto armado en Siria e impone restricciones sobre los medios y métodos de guerra que se pueden utilizar.

El CICR recordó que en cualquier conflicto armado se debe distinguir en todo momento entre población civil y las personas que participan directamente en los combates.

Reiteró que en virtud del derecho internacional humanitario los ataques pueden ser dirigidos únicamente contra objetivos militares y no contra civiles o contra objetivos civiles, como casas, escuelas, instalaciones médicas, vehículos, refugios comunitarios o lugares de culto.

El derecho internacional humanitario también establece la protección de la población civil y los que no (o que ya no) participan en las hostilidades, así como los enfermos, los heridos y los que han sido detenidos deben ser tratados con dignidad en todo momento.

Las familias afectadas en Siria se enfrentan a un futuro incierto así como a la pena y a la desesperación que va en aumento, indicó.

Además, muchos han visto interrumpidos sus medios de vida, la atención médica se ha deteriorado, los alimentos básicos son más difíciles de obtener y muchos niños han dejado de ir a la escuela.

Numerosos espacios públicos se han convertido en refugios improvisados básicos. En los últimos meses, cientos de miles de hombres, mujeres y niños han huido de sus hogares a causa de la guerra civil.

Muchos han tenido que cruzar las fronteras nacionales en busca de seguridad, y han encontrado refugio en los países vecinos, recordó el organismo.

Además, "en un momento en que las necesidades humanitarias son cada vez más agudas, el CICR hace un nuevo llamado a todos los portadores de armas a respetar el personal de las organizaciones humanitarias", añadió Krähenbühl.

Hasta ahora seis voluntarios árabes sirios de la Media Luna Roja han muerto durante labores de servicio, lamentó.

"El objetivo de la Media Luna Roja y la Cruz Roja es llevar asistencia vital a las personas necesitadas, de manera completamente imparcial y neutral", enfatizó Krähenbühl.

"El personal médico ha estado trabajando en condiciones extremas que no se han escatimado en los combates. Todo el mundo debe respetar y facilitar el trabajo del personal de salud en todos los tiempos y todas las partes deben respetar la Cruz Roja y la media luna roja". añadió.

El horror no abandona Siria y las últimas víctimas inocentes de este lunes fueron al menos 10 niños que murieron en un ataque con bombas de racimo cerca de Damasco.

Según testimonios de la oposición los niños estaban jugando en la calle cuando les sorprendió el bombardeo. En un video, puede verse a los padres recogiendo a sus hijos para llevarlos al hospital. Los rebeldes denuncian que no había combatientes en esa zona.