Publicado el lunes 26 de noviembre del 2012

Vivirá El Salvador ardua lucha política y electoral en 2013

Notimex

SAN SALVADOR — Los partidos políticos de El Salvador seguirán en la lógica de la campaña electoral adelantada en 2013 de cara a las elecciones de 2014, mientras se reducirá el espacio al gobierno para resolver múltiples problemas.

Los partidos mayoritarios, el oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), ya eligieron sus candidatos a la Presidencia.

Sin embargo, se espera que surjan otros aspirantes más a principios de 2013.

El FMLN ratificó y proclamó a su candidato a la Presidencia, el actual vicepresidente de la República y ex comandante guerrillero, Salvador Sánchez Cerén, y su compañero de fórmula, el alcalde de Santa Tecla y ex guerrillero Óscar Ortiz.

La fórmula del oficialismo tendrá como principal rival al actual alcalde de la capital, Norman Quijano, de la derechista Arena, aunque todavía el partido analiza a quién llevará a competir por la vicepresidencia.

El analista y catedrático de la autónoma Universidad de El Salvador (UES), Roberto Cañas López, dijo a Notimex que, como en 2012, la campaña electoral seguirá dominando en 2013.

"El tema electoral será el telón de fondo de los políticos y se centrará todo en lo que se haga o no se haga y el presidente (Mauricio Funes) va a tener que convivir en un punto cojo, porque tendrá menos tiempo para gobernar", señaló Cañas.

Para el docente de la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la UES, más que proponer sus ofertas al público para avanzar en el desarrollo del país, los institutos políticos se enfrascarán en disputas para atraer adeptos.

"El juego político de Arena es hacer ver mal al gobierno" y al FMLN, y por eso seguirá negando sus votos en la Asamblea Legislativa para contrarrestar todo esfuerzo del Ejecutivo para la aprobación de préstamos o leyes que urgen al país, explicó.

Cañas aseguró que la estrategia arenera tendría un límite y "podría tener un efecto búmerang y volverse" electoralmente en su contra por negar fondos a los programas sociales del gobierno.

Por su parte, el gran desafío del FMLN será trascender su voto duro (800,000), agregó al añadir que Ortiz será clave para sumar adeptos ante el descontento por algunas promesas incumplidas por Funes en el área económica y de la seguridad pública.

Según el analista, aunque El Salvador tiene un sistema bipartidista, donde todo se concentra en la elección del FMLN o la Arena, surgirán otras opciones presidenciales en 2013 de cara a los comicios de febrero de 2014.

La figura del ex presidente Antonio Saca es una de las ofertas que está vendiendo la Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana) y podría concretarse a principio de 2014, agregó el académico.

Saca, quien restaría votos a la Arena, se había mantenido en silencio ante la prensa aunque activo con mensajes hacia la nación a través de sus radioemisoras, ya confirmó que analiza una futura candidatura de Gana.

El antiguo miembro del FMLN, Dagoberto Gutiérrez, quien ha mantenido una crítica fuerte contra ese instituto político, podría también sumarse a la carrera presidencial, a través del partido en formación Movimiento Nuevo País (MNP), lo que sería una nueva izquierda en la nación.

La sociedad salvadoreña vivirá en 2014 un escenario totalmente polarizado debido al enfrentamiento de los partidos, aún y cuando la campaña oficial deberá iniciar tres meses antes de los comicios programados en la primera semana de febrero de ese año.