Publicado el miércoles 21 de noviembre del 2012

Bombardean aviones sirios posiciones rebeldes en suburbio de Damasco

Notimex

JERUSALÉN — Aviones de combate del régimen sirio bombardearon posiciones rebeldes en el suburbio de Deraya, en Damasco, en un intento por "limpiar" la zona de los terroristas, como califica a los insurgentes que buscan la caída de Bashar al-Assad.

Las aeronaves atacaron Deraya, situado en medio de un campo agrícola cerca de la principal carretera del sur, donde los rebeldes libran combates contra unidades de elite de la Guardia Republicana desplegadas alrededor del suburbio, según activistas de la oposición.

El canal de televisión progubernamental al-Ekhbariya reportó que el ejército del régimen sirio comenzó la víspera una campaña para "limpiar" Daraya de los rebeldes, causando hasta ahora 23 muertos.

En el marco de los bombardeos, una persona murió y otras tres resultaron heridas cuando un proyectil de mortero cayó sobre Abu Rumane, otro barrio de Damasco que alberga numerosas embajadas, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Otro proyectil de mortero cayó cerca del jardín de al-Madfaa en el barrio de Abu Rumane en Damasco, causando varias víctimas.

Se trata del primer bombardeo contra el exclusivo barrio de Abu Rumane, ubicado cerca de la presidencia, en el noroeste de la capital siria.

Asimismo, los enfrentamientos entre las fuerzas leales al régimen sirio y los rebeldes se intensificaron este miércoles en las afueras de Damasco, desafiando el control del presidente al-Assad sobre la capital.

En las últimas semanas, las fuerzas rebeldes han capturado varias posiciones del Ejército sirio en las afueras de Damasco y las regiones aledañas, incluida una base de las fuerzas especiales cercana a la ciudad de Alepo.

Además de sus bombardeos en Damasco y sus alrededores, las tropas del régimen sirio prosiguen sus ataques aéreos en la provincia de idlib y en las ciudades de Alepo, Deir Ezzor, Hama, Deraa y Homs.

En marzo de 2011 inició una revuelta popular en demanda de la renuncia de al-Assad, sin embargo, derivó en una guerra civil que ha dejado, según el OSDH, más de 39,000 muertos, a mayoría civiles.

Ante la amenaza de que el conflicto sirio se extienda a países vecinos, los presidentes de Egipto e Irán, Mohamed Mursi y Mahmud Ahmadineyad, así como el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, tratarán la crisis siria mañana jueves en Islamabad (Pakistán).

En el marco de la Cumbre del Grupo de los Ocho Países Musulmanes en Desarrollo (D8) en Islamabad, los tres gobernantes hablarán de Siria, donde Irán es el principal aliado en Medio Oriente del régimen sirio, mientras Turquía y Egipto apoyan a los rebeldes.

El D8, compuesto por Bangladesh, Egipto, Indonesia, Irán, Malasia, Nigeria, Pakistán y Turquía, se estableció en junio de 1997 en Estambul, donde se encuentra su secretaría general.