Publicado el viernes 16 de noviembre del 2012

Pide UNICEF detener violencia entre Gaza e Israel

Notimex

NACIONES UNIDAS — El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) urgió a israelíes y palestinos a detener las agresiones y respetar las leyes humanitarias, tras la violencia que ha dejado seis niños muertos y 60 heridos en los últimos dos días.

El organismo informó que los ataques de Israel contra la Franja de Gaza han provocado la muerte de cinco niños palestinos, incluidos un bebé de 10 días de nacido y una mujer embarazada, mientras 60 infantes de ambas poblaciones han resultado heridos.

Añadió que un menor palestino más fue muerto por un cohete lanzado desde Gaza pero no logró cruzar la frontera con Israel.

UNICEF destacó que la situación es especialmente grave para los habitantes de Gaza, que habitan en un territorio con fronteras cerradas y no pueden huir de la violencia.

Por su parte, la representante especial de Naciones Unidas (ONU) para el tema de niños y conflictos armados, Leila Zerrougui, dijo tener informes de que 50 civiles en Israel han resultado heridos por los cohetes lanzados desde Gaza.

“Llamo a todas las partes a detener la violencia de inmediato y a respetar plenamente sus obligaciones bajo las leyes humanitarias, que protegen a niños y niñas de los combates”, puntualizó Zerrougui en un comunicado.

Agregó que la violencia también amenaza el acceso a la educación de los menores y enfatizó que la muerte de niños y los ataques a escuelas se encuentran entre las violaciones graves contra los niños en conflictos armados, de acuerdo con la ONU.

“Especialmente en momentos de conflicto, la seguridad de escuelas, estudiantes y profesores, y el acceso a la educación de los niños debe estar garantizada”, dijo la representante.

Recordó que un profesor palestino adscrito a una escuela de la ONU se cuenta entre el total de decesos ocurridos desde el miércoles pasado –que suma al menos 25– y que escuelas de Israel en un radio de 50 kilómetros de la frontera con Gaza permanecen cerradas.

“Continuaremos observando la evolución de la crisis y las violaciones cometidas contra niños palestinos e israelíes de parte de todos los involucrados en el conflicto”, aseguró Zerrougui.