Publicado el jueves 15 de noviembre del 2012

Alentador inicio de diálogo sobre precipicio fiscal en EU: FMI

Notimex

WASHINGTON — El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró hoy como “alentador” el inicio de conversaciones entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y líderes del Congreso para evitar que el país caiga en el denominado precipicio fiscal.

“Creo que una evolución significativa es que ya iniciaron las negociaciones, eso es alentador”, enfatizó el vocero del FMI, William Murray, en conferencia de prensa.

“Pero en última instancia hay que tomar medidas precisas, ambas partes tienen que estar listas para enfrentar el tema del precipicio fiscal y el tope de la deuda”, sostuvo el portavoz sobre la necesidad de un acuerdo entre Obama y el opositor Partido Republicano.

“De no ser así podría haber un crecimiento de cero a negativo en Estados Unidos y los aspectos de contagio de esto podrían ser de carácter mundial”, advirtió.

Murray agregó que se trata de “un reto importante tanto a nivel político como económico”, y que el mensaje del FMI es que traten de evitar el precipicio fiscal “de manera expedita”.

Analistas financieros advierten que Estados Unidos podría caer en una recesión en caso de que entren en vigor a partir de enero de 2013 una serie de recortes tributarios y del gasto público en caso de la falta de un acuerdo.

El miércoles, en su primera rueda de prensa general desde su reelección, Obama sostuvo que el primer paso que puede dar el Congreso es extender la reducción de los impuestos sólo a la clase media, pero no al 2.0 por ciento de los estadunidenses que son los más ricos.

La Oficina Legislativa del Presupuesto (CBO) estimó que si Estados Unidos cae al precipicio fiscal, la economía estadunidense podría contraerse 0.5 por ciento en 2012 y perder alrededor de 3.4 millones de empleos.

Obama se reunió esta semana con líderes de sindicatos y empresariales a quienes afirmó que la prioridad de la Casa Blanca y el Congreso deben ser el crecimiento económico y la creación de empleos.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, aceptó la posibilidad de una reforma fiscal, pero sin elevar los impuestos a los ricos, sino a través de tapar los huecos y bajar deducciones en el código fiscal, que según expertos es insuficiente.