Publicado el viernes 09 de noviembre del 2012

Pugna legal por una representación latina en Pleasant Grove

Especial La Estrella Digital

DALLAS — La pugna para lograr representación hispana en Pleasant Grove continúa en medio de discordia entre latinos.

Dicha pugna en este sector al sureste de Dallas es parte del rediseño en los distritos municipales realizado cada década para ajustarlos al crecimiento en la población.

El 42 por ciento de los pobladores de Dallas son hispanos según el censo del 2010, por ello líderes latinos exigen aumentar a cinco los tres distritos con representación latina.

“No sólo es justo sino que es la ley”, dice Héctor Flores, ex presidente nacional de LULAC.

Uno de estos distritos debe de estar en Pleasant Grove, según Jesse Díaz quien quiere lanzarse como candidato para representar este sector que atualmente está dividido en cuatro y representado por el mismo número de concejales, ninguno hispano.

“Porque a cada concejal le pertenece un pedazo nadie en realidad nos representa”, se queja la empresaria María Aguilar dueña de La Real Michoacana, un negocio de frutas y helados en la transitada avenida Buckner.

“A mí me gustaría que Pleasant Grove fuese representado por un hispano porque un hispano sabe nuestras costumbres”, dijo Rey Chávez dueño de la panadería y pupusería El Rey.

Tras meses de discusiones y juntas comunitarias el Mapa de Distritos fue adoptado oficialmente por el concilio de Dallas y será presentado ante el Departamento de Justicia para el visto bueno.

El nuevo mapa que reemplaza al que ha estado en vigencia desde el 2001, debe estar aprobado y listo para las elecciones que se realizan en mayo del 2013.

La nueva versión tiene cuatro distritos donde la mayoría de sus habitantes son hispanos. Incluye Pleasant Grove pero con menor porcentaje de votantes hispanos.

Esta versión fue recibida con buenos ojos por Delia Jasso, una de las tres latinas en el ayuntamiento.

El plan propuesto por la ciudad requiere un nuevo diseño de Oak Cliff donde Jasso es concejal y la obliga a enfrentarse en las urnas con Scott Griggs, el representante del distrito vecino. Este cambio podría llevarla a la derrota y dejarla sin empleo con la ciudad.

“Griggs es muy popular y la mayoría en su distrito votan, por eso sería muy difícil que Jasso le gane”, dice Bill Betzen, un maestro retirado que presentó su versión para los distritos municipales.

Una demanda civil no se hizo esperar.

Rolando Ríos, un abogado de San Antonio que dice representar a los votantes hispanos de Dallas, presentó una demanda civil contra la ciudad.

Ríos rehusó especificar los cambios que quisiera hacer al mapa aprobado por la ciudad para llegar a un arreglo.

Pero enfatizó un punto específico que no le agrada en el plan adoptado por la ciudad: Jasso podría perder su puesto si el plan de la ciudad es aceptado.

Y aunque rehusó decir qué es lo que propone, informó que esta negociando un arreglo con la ciudad. “No puedo decir mucho ya que estamos en diálogo con la ciudad”, dijo Ríos.

La queja que Ríos presentó nombra a los demandantes Renato de los Santos e Hilda Duarte como dos votantes hispanos representantes del resto de los latinos de Dallas.

“Pero no nos representan”, alega Díaz, quien especula que la propuesta de Ríos propone la creación de tres distritos hispanos con una densidad de por lo menos 85 por ciento para proteger a los tres concejales que ya están establecidas.

El plan de la ciudad incluye a Pleasant Grove como un distrito de latinos pero según Díaz, la concejal Jasso prefiere mantener su posición en vez de aceptar otro distrito dominado por hispanos.

“La intención no fue romper la unión entre los latinos de Dallas sino proteger el distrito ya establecido en Oak Cliff”, confirmó De los Santos.

Las otras dos latinas en el cabildo, Pauline Medrano y Mónica Alonzo respaldan a Jasso y rechazan el mapa propuesto por la ciudad.

Según el activista Carlos Quintanilla el bloque hispano en la ciudad compuesto por las tres concejales latinas prefieren mantener intacto el mapa de los distritos en vez de hacer cambios aunque arriesguen el control que ya disfrutan.

“Aventaron a los latinos de Pleasant Grove bajo el autobús para ser atropellados”, dijo Quintanilla.

Por medio de su asistente, Jasso rehusó comentar sobre el tema.

“La concejal no esta interesada en ser entrevistada”, anunció Gary Sánchez.

Medrano no regresó repetidas llamadas y Alonzo dijo que debido a la acción legal de Ríos tendría que consultar con el abogado de la ciudad para saber lo que podría decir. Rehusó dar su opinión personal o si apoya a un distrito hispano en Pleasant Grove.