Publicado el viernes 09 de noviembre del 2012

Plaza Comunitaria ofrece resultados

Se gradúan 25 de primaria y secundaria en Casa Durango Dallas

Especial La Estrella Digital

Recibir su constancia de estudios de educación primaria en la Plaza Comunitaria de Casa Durango Dallas (CDD), ha sido para José Federico Lozano, de 53 años de edad y oriundo de Ceballos, Durango, el primero de varios pasos para alcanzar un mejor nivel educativo.

“Regreso a los libros después de 40 años y esto surgió porque hubo una oportunidad en esta Plaza Comunitaria, es por ello que entré a estudiar, ahora hay una diferencia, ahora puedo entender mejor lo que leo y escribo”, dijo Lozano, un instalador de alfombras en el Metroplex.

Lozano agregó: “Voy a hacer lo posible por seguir adelante y llegar hasta el bachillerato”.

Claudia Verónica Yáñez, de 28 años, de Río Verde, San Luis Potosí, estudiante, ama de casa y trabajadora, también se graduó de primaria. “Sentir el orgullo de terminar la primaria me permitirá ayudar más a mis hijos con sus tareas, pero también quiero ser una chef, pues eso es lo que me gusta, por lo pronto ya inicié ahí mismo la secundaria”, dijo Yáñez.

Ambos, Lozano y Yáñez, al igual que otras 23 personas son parte de la tercera generación de graduados de esta Plaza Comunitaria ubicada en la iglesia de San Lucas, en Irving.

El evento se llevó a cabo en la Biblioteca Pública de Irving, graduándose 17 de primaria y 8 de secundaria. Todos recibieron de manos de autoridades educativas de Durango su constancia de estudios ante la presencia de legisladores de Texas y funcionarios de Irving.

César Valenciano Vázquez, presidente de la CDD, dijo sentirse satisfecho por los resultados.

“Hubo respuesta a la convocatoria hecha a las autoridades y eso es un aliciente y motivación para los alumnos, también es un compromiso para continuar con este proyecto”, dijo Valenciano quien agregó: “Agradecemos el apoyo del gobierno de Durango y su compromiso de apoyar, ahora los veo más convencidos para continuar con ello”.

Roberto Alonzo, legislador estatal, se alegró que la demostración de progreso haya sido en Irving. “Esta ciudad se ha caracterizado por deportar a más latinos que nadie, y hacer todo lo posible por superarse cuando estamos en la cueva del lobo, es una cosa sobresaliente”.

Clair Orso, sacerdote de la iglesia de San Lucas dijo que la iglesia seguirá apoyando a las cusas comunitarias siempre y cuando haya progreso.

“Esto demuestra que las personas están motivadas a donar su tiempo para la comunidad, y otras están abriendo los ojos para darse cuenta que el estudio no es sólo para algunos sino para todos”, dijo Orso.

Arturo Guzmán Arredondo, secretario de Servicios Educativos en Durango, dijo que hay interés del gobierno de Durango por apoyar y el compromiso de corresponder para fortalecer a los duranguenses en el exterior.

Se trata, dijo, de “acercar el gobierno hacia las comunidades y no limitarnos en formalidades sino convertirnos en un enlace entre el gobierno de los EU y el de México”.

Guzmán dijo que en próximas semanas se impulsará un instituto de educación abierta, a distancia y de nivel medio y superior a la que cualquier duranguense o mexicano tendrá acceso.

Juan Segura presidente de Club Durango en Chicago, invitado como testigo de honor, dijo que la ceremonia refleja el interés de la comunidad por crecer.

“Nos da un indicativo que tenemos que trabajar por nuestra comunidad y la representación del gobierno de Durango brindó confianza, pero también es el fruto de lo que se ha trabajado con los alumnos”, dijo Segura.

Actualmente esta Plaza Comunitaria tiene 295 alumnos inscritos en primaria y secundaria y cuenta con 20 voluntarios, 15 de ellos pertenecen a la UPD y el resto son maestros y profesionistas egresados de escuelas superiores.