Publicado el viernes 09 de noviembre del 2012

Bardem brilla de súper villano

Especial La Estrella Digital

¿Qué mejor manera de celebrar el 50 aniversario de la franquicia cinematográfica más larga de la historia que haciendo que la aventura para el agente 007 se haga un asunto personal?

En las manos del director ganador del Óscar, Sam Mendes (American Beauty, 1999), el James Bond más humano de las 23 películas en su haber va a develar una faceta desconocida hasta por sus más fervientes admiradores y todo se resume en una palabra: Skyfall.

En esta ocasión la lealtad de Bond (Daniel Craig) para con su querida y autoritaria jefa M (Judy Dench) irá más allá de la tradicional relación entre colegas del mundo del espionaje, cuando un enemigo del pasado resurja para atacar al MI6 con armas tecnológicas del más alto calibre.

Así, con el guión de Neal Purvis, Robert Wade y John Logan, el personaje creado por el inglés Ian Fleming en 1952, salta al mundo moderno en la persona de Daniel Craig, que en su tercera película como el agente amante de los martinis (Casino Royale, 2006, Quantum of Solace, 2008), ha hecho que ya no se pueda pensar en el 007 sin pensar en su rostro (y a diferencia de todos los James Bond del pasado, el de él casi siempre lleno de golpes y despeinado).

Además de las impresionantes persecuciones, el Aston Martin, las bellas chicas Bond (ahora le tocó el turno a una interesante agente del MI6 encarnada por Naomie Harris), las armas súper modernas y la galanura de Bond, esta película cuenta con tres elementos que la separan de todas sus antecesoras: el carácter ultra personal que tomará la trama, la música de Adele, y el súper villano Raoul Silva encarnado por el español, también ganador del Óscar, Javier Bardem, quien simplemente está impresionante. El aniversario de la saga se da con bombo y platillo con una historia plagada de velados secretos, debilidades y acción. El villano encarnado por Bardem se roba cada una de las escenas en las que participa, dándole a la película un toque de angustiante realidad, por lo que no sería ninguna sorpresa que el español se llevara otra nominación al Óscar por su caracterización de tan polémico y amanerado villano.

Con toda la nostalgia de una entrega más de Bond, justo 50 años después del estreno de Dr. No protagonizada por el primer 007 que viera la pantalla platinada en la persona de Sean Connery, Daniel Craig retoma el personaje y lo eleva a nuevas alturas, pero sin olvidar, en ningún momento sus orígenes y es ahí en donde recae el poder de esta cinta.

El guión que a todas tintas cuenta con elementos celebratorios (como el uso de un Aston Martin clásico) y alguna que otra sorpresa en el manejo del personaje (como que de repente le guste la cerveza y decida alejarse de la realidad en una isla caribeña), también cuenta con escenas impresionantes que además de acción regalan buenas dosis de suspenso.

Esta entrega de Bond además de celebrar su legado lo pasa a la siguiente generación, asegurándose, para beneplácito de los millones de fanáticos de las aventuras del espía, que hay Bond (seguramente también en manos de Daniel Craig) para rato.

Skyfall

Género: Acción, aventura

Dirige: Sam Mendes

Actúan: Daniel Craig, Javier Bardem, Judy Dench, Ralph Fiennes, Naomie Harris, Bérénice Marlohe, Ben Whishaw, Helen McCrory, Rory Kinnear, Albert Finney, entre otros.

Clasificación: PG-13 por secuencias de violencia intensa. 143 min.

****

También se estrenan:

Café de Flore

Christmas in Compton

Holy Motors

A Late Quartet

This Must Be the Place