Publicado el jueves 08 de noviembre del 2012

Esperan cuatro años difíciles a Obama

Contrastes entre partidarios del perdedor y del ganador

Especial La Estrella Digital

DALLAS — Tras una larga y competida jornada electoral el martes 6 el pueblo estadounidense llegó a las urnas para darle la victoria a Barack Obama como presidente por otros cuatro años.

Con su victoria contra el ex gobernador Mitt Romney, Obama superó fuerzas opuestas que incluían una débil economía acompañada de un alto desempleo y un Congreso inoperante en un país dividido. Analistas afirman que a Obama le esperan cuatro años difíciles.

“Ahora más que nunca el país está más dividido”, dijo el profesor de ciencias políticas de UTA, Allan Saxe.

Y aunque el presidente ofreció un discurso de conciliación después de su victoria, Saxe opina que Obama tiene una gran tarea adelante.

“Será difícil traducir este discurso ante una oposición considerable o en una nación unificada”, dijo Saxe.

Para el profesor de ciencias políticas de SMU, Cal Jillson, la victoria de Obama significa que sobrevivirá la ley conocida como Obamacare, uno de los principales legados de sus primeros cuatro años como presidente.

“Lo que significa para su política económica, eso dependerá en la legislatura que está controlada por los republicanos y de si ellos negociarán leyes o continuarán como un obstáculo”, dijo Jillson.

“Pero la respuesta la tendremos en el primer año”, agregó Jillson.

Las reacciones en ambos lados de la contienda no se hicieron esperar poco después de las 10:20 p.m. cuando Obama fue declarado ganador.

“La victoria de Obama significa que las cosas no van a cambiar y por lo tanto me siento decepcionada por la derrota de Romney”, dijo Alicia Ray quien favorecía a Romney.

Por su parte Nancy Flores, miembro del Partido Amigos de Patriots, el cual respalda a los republicanos, dijo que la victoria de Obama es una mala noticia para el país.

Flores y Ray fueron parte de la reunión del Partido Republicano donde se esperaba celebrar la victoria de Romney.

Flores asegura que esperaba una victoria de Romney para que estableciera medidas conservadoras en el país, así como un plan fiscal responsable.

“Romney mejoraría la economía mucho mejor que Obama”, afirmó Flores.

Flores quien es parte de la primera generación de su familia en nacer en este país, después que sus padres emigraron de México, dijo estar opuesta a la victoria de Obama por sus puntos de vista sobre la homosexualidad y la reforma de la salud conocida como Obamacare.

“Soy conservadora”, recalcó Flores.

Para la demócrata Elba García, la victoria de Obama demuestra que aunque temas como la economía y los trabajos son importantes, lo son también temas sociales como el cuidado médico y la inmigración. “La lección para el Partido Republicano es que se fue a la extrema derecha y olvidó el electorado de las mujeres y de los latinos quienes tienen sus propios temas que les interesan y quienes quieren que todos seamos tratados de manera justa”, dijo García quien también es comisionada del Condado Dallas. Para Luis Sánchez, un mesero demócrata, dice que la victoria de Obama podría asegurar una reforma en las leyes de inmigración.

“Por lo menos lo va a intentar ya que según mi opinión fue el voto latino el que le dio la victoria, una reforma migratoria es muy posible”, dijo Sánchez.

En la región

A nivel regional, desde temprano y como se esperaba, la balanza se inclinó a favor del demócrata Marc Veasey quien fácilmente derrotó al republicano Chuck Bradley.

Con su victoria Veasey se convirtió en el primer representante en Washington del distrito 33, el cual abarca partes de los condados Dallas y Tarrant y fue creado como resultado del crecimiento de los latinos en el área.

Veasey también se convierte en el primer afroamericano que representa a Fort Worth en la Cámara de Representantes.

En contraste la carrera entre la senadora estatal demócrata Wendy Davis y el republicano Mark Shelton hasta el último momento fue una reñida carrera que fue decidida a favor de Davis por 6,000 votos.

Y no fue sorpresa la victoria del republicano hispano Ted Cruz quien reemplaza a la senadora Kay Bailey Huchison después que ésta anunciara su jubilación. La victoria de Cruz con un amplio margen sobre el demócrata Paul Sadler convierte a Cruz en el primer senador latino que representa a Texas en Washington.