Publicado el jueves 08 de noviembre del 2012

Nueva tormenta de nieve agrava situación en Nueva York

Notimex

NUEVA YORK — Una tormenta invernal en Nueva York agravó la difícil situación que dejó el huracán Sandy, ya que fueron suspendidos los trabajos de protección civil y de recuperación, además dejó acumulación de nieve y más personas sin servicio eléctrico.

La tormenta llegó a Nueva York en un momento en que miles de neoyorquinos, debido al paso de Sandy, no tienen servicio eléctrico, ni calefacción ni agua caliente, lo que causó problemas adicionales para que recibieran ayuda.

Según el Servicio Nacional Meteorológico, la más grande acumulación de nieve se reportó en Armonk en el condado de Westchester, con cerca de 20 centímetros.

La ciudad de Nueva York registró entre 12 y 16 centímetros de acumulación de nieve y los condados más afectados fueron Staten Island y Queens, donde se reportó un alto número de recortes de electricidad.

Las dos fenómenos meteorológicos mantienen a unos 70 mil usuarios sin servicio eléctrico, muchos de los que habían recuperado el servicio lo perdieron de nuevo con la tormenta de nieve.

En los condados de Nassau y Suffolk se registraron acumulaciones de nieve entre 11 y 18 centímetros, por lo que algunas escuelas públicas suspendieron las clases.

Autoridades de la ciudad de Nueva York dijeron que vigilan las áreas bajas de la zona A, de alto riesgo, donde los árboles se vieron debilitados por Sandy y la arena que actuaba como barrera fue arrasada.

Representantes de la empresa ConEdison afirmaron que cuando trabajaban para restaurar el servicio de energía eléctrica se registraron fuertes ráfagas de vientos por lo que tuvieron que suspender los trabajos.

Durante la tormenta, la policía supervisó las zonas de riesgo para asegurar que los residentes de edad avanzada y personas con niños tuvieran un lugar seguro a donde ir, sin embargo, las evacuaciones no eran obligatorias.

El servicio de trenes de Long Island Rail Road (LIRR) fue suspendido la noche del miércoles y este jueves opera de manera parcial debido a la tormenta de nieve.

Los tres principales aeropuertos del área John F. Kennedy, La Guardia y Newark, cancelaron todos sus vuelos debido a la tormenta, que trajo fuertes ráfagas de viento y agua nieve.

Hasta el momento los vuelos no se han actualizado y se prevén demoras en los aeropuertos luego que el miércoles se cancelaran más de mil 300 vuelos, por ello se recomienda que los pasajeros llamen a sus aerolíneas antes de dirigirse a los aeropuertos.

La tormenta Sandy dejó más de 20 mil vuelos cancelados, lo que ocasionó millonarias pérdidas a las aerolíneas.