Publicado el jueves 08 de noviembre del 2012

Llamadas de detenidos en Nicaragua por ‘lavado’ fueron hechas a Televisa

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — Los 18 mexicanos detenidos en Nicaragua con 9.2 millones de dólares a bordo de seis camionetas con emblemas de Televisa habrían realizado llamadas a al menos dos números telefónicos relacionados con la televisora cuando fueron capturados, de acuerdo con información publicada por el diario nicaragüense confidencial.com.

Según una copia de sus registros de llamadas y sus agendas telefónicas, a las cuales tuvo acceso el periódico centroamericano, cuando ingresaba a Nicaragua, Raquel Alatorre, quien encabezaba el grupo de mexicanos detenidos, utilizaba un chip prepago de la empresa Movistar con el número 87258474.

Desde ese celular se habría comunicado con otro móvil cuyos últimos números terminan en 9887 y en su agenda telefónica está registrado a nombre del "Lic. Amador Narcia", nombre que concuerda con el de Amador Narcia Estrada, vicepresidente de información de Televisa.

El número al que llamó Alatorre, de la compañía Telcel, se ubicó en la Ciudad de México, pero fue dado de baja. Según datos obtenidos por el diario, dicho número fue desactivado por inactividad o falta de pago.

En la agenda de la mexicana estaba registrado otro número de Telmex que termina en 7143 como "Oficina Televisa", al cual también habría marcado. Igual que el otro, este número fue dado de baja.

Al momento de ser retenidos, agrega el reporte, los mexicanos portaban cinco teléfonos móviles inscritos en Nicaragua. De los mismos realizaron más de 30 llamadas. La gran mayoría de estos números, alrededor del 98 por ciento, no responden o fueron dados de baja.

De acuerdo al confidencial.com, la información sobre los números telefónicos marcados por este grupo de mexicanos desde Managua está en poder de las autoridades nicaragüenses y de la Procuraduría General de la República (PGR).

Nicaragua acusa a los 18 mexicanos detenidos en posesión de dólares a bordo de camionetas con emblemas de Televisa de “lavado” de dinero, crimen organizado y tráfico internacional de drogas, en un juicio que comienza este viernes.