Publicado el jueves 08 de noviembre del 2012

Estima Guatemala más de un millón de afectados

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — El sismo de 7.4 grados que azotó a Guatemala, el peor desde 1976, ha dejado 52 muertos, 22 desaparecidos, y más de un millón de afectados, informó el presidente Otto Pérez Molina.

Tres mil personas fueron evacuadas, pero de éstas sólo 762 utilizaron los albergues que las autoridades han habilitado mientras que otros pasaron la noche en hospitales junto a familiares que resultaron heridos, o pernoctaron en las calles por miedo a más derrumbes.

El mandatario apuntó que las posibilidades de encontrar con vida a personas atrapadas en los escombros es muy baja.

Hasta ahora, agregó, 200 heridos han sido atendidos en el hospital de San Marcos, una de las zonas más afectadas.

"Damnificados ya llevamos un número de 5 mil 251 y personas afectadas, un millón 200 mil. Seguimos a la espera de los datos que nos están mandando del interior del país", precisó en entrevista con W Radio.

Las cifras podrían aumentar, pues el presidente recordó que se siguen realizando evaluaciones en el interior del país.

La respuesta de las autoridades, según Pérez Molina, ha sido rápida y prudente.

Aseguró que las fuerzas de rescate y los servicios de salud se encuentran en condiciones favorables para operar y brindar la atención necesaria a la ciudadanía. No obstante, señaló que no se cuenta con la misma fuerza de respuesta para la reconstrucción de las zonas afectadas, para lo cual, afirmó, el presidente Felipe Calderón ya le ofreció apoyo.

"Habrá que hacer casas nuevas para la gente que se quedó sin nada en este momento. Hemos tenido solidaridad del pueblo de México. Pude platicar con el presidente el día de ayer a eso de las 11 de la noche. Me expresó que están listos para enviarnos tanto ayuda humanitaria como unidades de rescate o cualquier otra situación que pudieran hacer", detalló.

De acuerdo con los datos proporcionados por el Ejecutivo, 2 mil 263 viviendas resultaron con daños.