Publicado el lunes 05 de noviembre del 2012

Plantean las FARC posiciones sobre la tierra en diálogos de paz

Notimex

BOGOTÁ — Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) difundieron hoy sus reflexiones sobre el problema de la tierra, que es el primer punto de la agenda para los diálogos de paz que se reiniciarán el próximo día 15 de noviembre en La Habana.

Los delegados del gobierno y de las FARC sostendrán este martes una reunión preliminar en la Habana para afinar detalles sobre el primer punto del Acuerdo General entre las partes, que busca una salida política negociada al conflicto.

El tema agrario y la inequidad de la tenencia de la tierra, es considerado uno de los factores más complejos de abordar en los diálogos de paz en La Habana, porque es ahí donde está el origen del conflicto interno colombiano.

“Nuestra visión no se delimita a lo que comúnmente se define como suelo, ni el sentido de nuestra lucha a la reivindicación solamente de la formalización de la propiedad del mismo”, señalan las FARC en un comunicado de sus delegados en La Habana divulgado aquí.

Insistieron en que para las FARC el elemento tierra “es componente esencial del territorio, de tal manera que es a partir de este concepto que se han de dar nuestras consideraciones fundamentales”.

El grupo guerrillero tomará “como base de esa territorialidad aspectos como soberanía en general, la relación amigable con la naturaleza, el problema de la soberanía alimentaria como algo más específico, y el bienestar social, entre otros aspectos”.

Plantearon que la definición de territorio debe tener en cuenta las relaciones socio-históricas y socio-ambientales, si se considera que el “territorio es factor fundamental de existencia, abrigo de vida y de estancia armónica con la naturaleza”.

Para las FARC, su visión del tema tierra no es “utilitarista ni de dominio antropocentrista, de relacionamiento con el suelo, el subsuelo y el sobre-suelo como conjunto en el que se desenvuelven relaciones socio-históricas”.

“Nuestra concepción tierra-territorio -señalaron- se opone al desafuero del capitalismo por dominar y manipular la naturaleza sin medir o sin que le importen las consecuencias, que ya ha generado irreparables daños, exterminio de especies y destrucción de tejidos sociales”.

Pero además el capitalismo genera la desarticulación de “la economía campesina, desequilibrios ambientales y sociales, al punto de estar empujando al planeta a su destrucción”.

Reiteraron que “el derecho a la tierra va más allá del derecho al suelo y a su titulación; se trata de un derecho a la reapropiación colectiva, social, del territorio, como parte esencial del derecho a la vida, al disfrute de la naturaleza en armonía con ella”.

“Consideramos el territorio desde la naturaleza y desde la cultura, en el plano de la sustentabilidad, asumiendo que el poder no puede ser dominio sobre la naturaleza sino existencia armónica con y dentro de ella”, subrayaron las FARC.