Publicado el viernes 02 de noviembre del 2012

Relatan mexicanos experiencia en Nueva York

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — Ciudadanos mexicanos que estuvieron en Nueva York durante la emergencia por el paso del huracán Sandy relataron que en su estadía en esa ciudad no consideraron que fuera una gran tormenta.

A su llegada a la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, dos pasajeras de un vuelo comercial refirieron que en la Gran Manzana las tiendas se encontraban alumbradas con veladoras, hubo grandes vientos pero en realidad no fue una gran tormenta.

"Hubo un montón de viento el domingo por la noche, pero sí podías salir a caminar y ya para el lunes andar por las calles", mencionó Verónica Rule, de 25 años de edad, quien viajó de vacaciones a Nueva York.

La manera de viajar en esa ciudad se complicó debido a que el transporte público no funcionaba y el uso de servicio de taxi era la única manera de poder transportarse, aunque en algunos casos era más costoso.

"Lo difícil era viajar en metro porque se canceló y (no podías) utilizar los autobuses, teníamos que pagar taxis y aunque parecía no estaba muy caro las tarifas sí se elevaron, sólo en taxi te podías mover", dijo Jeniffer Barillo.

El embate de la tormenta Sandy a la costa este de los Estados Unidos en Nueva Jersey y Nueva York causó inundaciones en la Gran Manzana, cortes en el servicio eléctrico en la isla de Manhattan, miles de personas evacuadas y la cancelación de cientos de vuelos en los aeropuertos de la zona.