Publicado el viernes 02 de noviembre del 2012

Intentan sobrevivir entre la opulencia de los Alpes

Especial La Estrella Digital

La historia de los invisibles, de los de “abajo”, de esos a los que algunos no quieren ver, de los que viven entre el privilegio pero no forman parte de él.

La directora francesa Ursula Meier (Home), nos trae una tragedia al más puro estilo de Mariano Azuela o Víctor Hugo que en esta ocasión se lleva a cabo en el mundo actual y en el paraje menos pensado... Una villa para esquiar en los Alpes suizos.

En ese lugar de ostentación y regodeo, el jovencito Simón (Kacey Mottet Klein) de 12 años se las arregla diariamente para sobrevivir pasando inadvertido en la burbuja de los poderosos, mientras les roba a placer. Simón cuenta con la venia de su hermana mayor Louise (Léa Seydoux), una mujer con adicciones que aparece y desaparece de la vida del adolescente.

Simón disfruta cada vez que sube a la montaña ataviado a la última moda de esquiar (con prendas recién robadas) para esculcar mochilas, robar esquíes y demás accesorios para después revenderlos en la unidad habitacional en donde vive a las faldas de la elegante montaña y así sobrevivir él y de paso mantener a su hermana.

Cuando Louise aparece por el departamento que comparten, a veces trae algo para Simón, otras ocasiones más bien se le presenta al jovencito para pedirle dinero y pasar días postrada en cama después de tremendas golpizas propiciadas por misteriosos hombres. Y a pesar de la extraña relación entre estos dos miserables hermanos, no cabe la menor duda que ambos se quieren entrañablemente.

Un día mientras Simón “trabaja” en la montaña, queda atrapado en una bodega, ahí conoce a Mike (Martin Compston) un ayudante de cocina inglés que también cuenta con un negocio de “reventa” de esquíes semi nuevos. Esa relación y el encuentro del pequeño ladrón con una dama inglesa (Gillian Anderson) que nota su presencia en uno de los restaurantes en la cumbre de la montaña serán los detonantes de un momento de catarsis al interior de la familia de Simón y Louise.

Con una fotografía impecable de Agnès Godard y una edición digna de reconocimiento por parte de Nelly Quettier, Meier con ojo analítico y tratando a su auditorio como entes inteligentes presenta a dos personajes tremendamente humanos y multidimensionales, en una historia trágica que cuenta con un final que le dejará la sangre helada.

Excelente el trabajo del joven actor Kacey Mottet Klein quien lleva todo el peso de la película sobre sus hombros y lo hace con una entereza excepcional y sin la menor muestra de novatez, aunque esta sea su primera oportunidad en un protagónico de este tipo y apenas su tercera película.

Una cinta que disecciona las piezas del amor entrañable y las intrincadas relaciones familiares en el submundo de la pobreza extrema en un paraíso de millonarios.

También se estrenan:

Amber Alert, The Bay, The Details, Flight, The Man with the Iron Fists, The Other Son, The Sessions, Smashed, Wreck-It Ralph

Sister (L’Enfant d’en Haut)

En francés con subtítulos en inglés

Dirige: Ursula Meier

Actúan: Léa Seydoux, Kacey Mottet Klein, Martin Compston, Gillian Anderson, Jean-François Stévenin, Yann Trégouët, Gabin Lefebvre, Magne-Havard Brekke, entre otros.

Sin clasificación

97 min.

*****