Publicado el martes 18 de octubre del 2011

Capturan a líder de cártel en Acapulco

Agencia Reforma

MÉXICO, DF — Christian Arturo Hernández Tarín, líder fundador de La Barredora, organización delictiva a la que se atribuye gran parte de la violencia registrada en el puerto de Acapulco, Guerrero, fue capturado por la Policía Federal.

En conferencia de prensa, Ramón Pequeño, jefe de la División Antidrogas, dijo que El Cris tenía bajo su mando al menos a 100 personas que ejecutaban a rivales y realizaban funciones de seguridad, halconeo y distribución de drogas en la Costera.

Pequeño agregó que La Barredora actualmente disputa el control de la plaza con el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA) y ambos grupos surgieron de la ruptura de la organización encabezada por Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, tras su detención en agosto de 2010.

"Este enfrentamiento fue el detonante de la violencia en el puerto de Acapulco, ya que ambos se disputan la venta de drogas en el puerto, además de realizar otras acciones ilícitas como ejecuciones y la extorsión a empresarios", explicó el funcionario.

"El grupo delictivo La Barredora abarca las zonas de operación en Punta Diamante, Puerto Marqués, Bonfil, Barra Vieja, El Cayaco, Tres Palos, La Sabana, Llano Largo, El Coloso y Colosio".

Entre los antecedentes de Hernández Tarín está que en 2003 se dedicaba al trasiego de mariguana en Ciudad Juárez, Chihuahua; en 2005 se alió con Arturo Beltrán Leyva, alias El Barbas, y luego del abatimiento del capo, en 2009 , trabajó para La Barbie.

En el operativo realizado por la Policía Federal en el Estado de México también fueron detenidos José Carlos Espinosa Moreno, originario de Los Mochis, Sinaloa; Jorge Humberto Silva González, de Chihuahua, Chihuahua, y José David Sánchez Delgado de Ciudad Juárez, este último de 64 años de edad.

A los detenidos se les aseguró un vehículo Porsche Cayenne blindado modelo 2006, cuatro armas largas, seis cargadores, una arma corta y equipo de comunicación.

Pequeño aseguró que con estas detenciones disminuirá la violencia en la entidad guerrerense.