Publicado el viernes 26 de noviembre del 2010

Advierte Corea del Norte que la península está al "borde de la guerra"

Notimex

BEIJING — Corea del Norte lanzó hoy graves amenazas a su vecino del Sur si viola su soberanía y advirtió que la tensión entre ambos países está poniendo a la península al "borde la guerra".

"Mostraremos un ejemplo firme y despiadado a cualquier provocador que invada nuestra dignidad y soberanía", dijo el Comité norcoreano para la Reunificación Pacífica de la Patria en un comunicado emitido por la agencia oficial de noticias de Corea del Norte KCNA.

El gobierno de Pyongyang en un manifiesto abiertamente hostil también indicó que sus tropas están lista para lanzar "una lluvia de fuego terrible" contra sus enemigos.

El comunicado contiene las últimas amenazas del régimen comunista desde que Corea del Sur y Estados Unidos acordaron realizar maniobras conjuntas cerca del país comunista en una demostración de fuerza, tras el hundimiento del barco de guerra surcoreano Cheonan en marzo pasado.

La retórica del texto mantiene la alta tensión entre ambos países vecinos, luego que Corea del Norte lanzó disparos de artillería contra la isla surcoreana Yeonpyeong el martes pasado que cobró la vida de dos infantes de marina y dos civiles, en uno de los enfrentamientos más violentos desde la Guerra de Corea (1950-53).

"El ejército y el pueblo norcoreanos están en gran medida enfurecidos por la provocación de un grupo de títeres mientras el país está plenamente dispuesto a dar una lluvia de fuego terrible y volar el baluarte de los enemigos" si violan la soberanía de Corea del Norte, manifestó el comité.

En la declaración dada a conocer a través de la KCNA, Corea del Norte dijo que está "dispuesto a aniquilar a los enemigos de la fortaleza", "una posible referencia a las principales bases militares e instalaciones civiles en su vecino del Sur.

En el documento, el comité indicó que las fuerzas norcoreanas golpearon con "precisión los objetivos" de las unidades de la artillería de Corea del Sur el martes pasado en lo que podría considerarse como una admisión de un ataque deliberado contra la isla, reportó la agencia de noticias Yonhap.

"Atrás han quedado los días de las advertencias verbales", indicó el comité, que añadió que Corea del Norte "no se frustra, al entender claramente la voluntad y el temple del ejército y el pueblo norcoreano para acabar con sus enemigos."

La situación en la península coreana está cada vez más al borde de la guerra debido al plan imprudente de "aquellos elementos con el dedo en el gatillo" que iniciarán de nuevo una etapa de ejercicios militares dirigidos contra Corea del Norte, añadió la declaración.

Estados Unidos y Corea del Sur anunciaron que iniciarán este domingo sus ejercicios militares cerca de la frontera occidental de Corea del Sur de la isla Yeonpyeong, pero aclararon que estos entrenamientos estaban acordados antes de que se produjera el incidente armado.

Corea del Norte niega la validez de la frontera de facto entre los dos países en el mar Amarillo, ya que fue elaborada en forma unilateral por militares estadunidenses al final de la guerra, que técnicamente continúa hasta el día de hoy, debido a que las partes nunca acordaron un tratado de paz, sino un alto al fuego.

Tres enfrentamientos mortales entre las armadas de los países se han registrado desde 1999 cerca de la frontera del Mar Amarillo, también conocido como la Línea Límite del Norte.