html
Print This Article

Buscará Mega sociedad con Televisa para Festival de Viña del Mar

SANTIAGO — El canal privado chileno Mega buscaría una sociedad con la cadena mexicana Televisa para postular a la organización y transmisión del Festival de la Canción de Viña del Mar a partir de 2011, informó un ejecutivo de la estación.

El gerente de programación de Mega, Francisco Henríquez, aseveró al portal chileno Terra que evalúan la posibilidad de asociarse con un canal extranjero para postular a la licitación del certamen que realizará la Municipalidad de Viña del Mar.

Explicó que “Televisa sería nuestro primer socio, porque fue dueño de este canal un tiempo y hay una excelente relación. Tenemos un contrato con ellos desde que partió el canal con las novelas que hacen y si hay que buscar una alianza sería nuestro socio natural”.

Las estaciones de televisión interesadas en organizar y transmitir el certamen musical, considerado el más importante de América Latina, deberán presentar durante este mes sus propuestas a la Municipalidad de Viña del Mar.

Como una de las cláusulas de las bases establece que se debe promover el Festival en el extranjero, la mayoría de los interesados llevará como “socio estratégico” a una cadena internacional para tener una mejor evaluación y mayores posibilidades de ganar.

Mega organizó y transmitió el Festival de Viña del Mar entre 1994 y 1999, período en el cual contó con Televisa como socio estratégico porque la cadena mexicana tenía parte de la propiedad del canal chileno.

Henríquez señaló respecto a la posibilidad de firmar una alianza con la cadena Telemundo, en vez de Televisa, que con el primer consorcio “tenemos una excelente relación”, pero la empresa mexicana sigue siendo la primera alternativa.

“Estamos hablando en hipótesis, y hablo por mí personalmente, la primera opción debiera ser con nuestro socio histórico, que es Televisa, antes que Telemundo, independiente de si hay que evaluar a Telemundo”, recalcó.

Mega, propiedad del grupo empresarial chileno Claro, inició sus transmisiones en octubre de 1990 y al año siguiente la cadena mexicana Televisa ya tenía un 49 por ciento de las acciones de la televisora.

Varias diferencias con los controladores, sin embargo, hicieron que su porcentaje en la sociedad fuera bajando hasta llegar a un 22 por ciento en 1999, año en el cual la cadena mexicana salió en forma definitiva de la empresa.