html
Print This Article

Calderón decreta extinción de Compañía de Luz y Fuerza

MÉXICO, DF — El gobierno federal bajó hoy a la medianoche el switch de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

Al decretar su extinción, tomó las instalaciones de la empresa en el Distrito Federal, el Estado de México, Puebla, Morelos e Hidalgo.

De igual forma determinó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se haga cargo de la operación de la empresa, con objeto de que se garantice la prestación del servicio público de energía eléctrica en las zonas del centro de la República.

En un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, el Presidente Felipe Calderón argumentó que, desde su creación, la compañía no había dejado de recibir cuantiosas transferencias presupuestarias, mientras que sus resultados son notablemente inferiores a los de otras empresas a nivel internacional y a los de la CFE.

"La comprobada ineficiencia operativa y financiera del organismo descentralizado en cuestión permite llegar a la conclusión de que, siguiendo el principio de ejercicio eficiente del gasto público, Luz y Fuerza del Centro debe extinguirse; ello fundado en que su funcionamiento ya no resulta conveniente desde el punto de vista de la economía nacional y del interés público", indica el documento.

"Basta señalar que de 2001 a 2008, tales transferencias se incrementaron en más de 200 por ciento y que para el presente ejercicio dichas transferencias serán del orden de 41 mil 945 millones de pesos", agrega.

El decreto asegura que se respetarán los derechos laborales de los trabajadores y las indemnizaciones correspondientes se harán conforme a lo dispuesto por el Contrato Colectivo de Trabajo, la Ley Federal del Trabajo.

"Para tal efecto, la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Energía, en el ámbito de sus respectivas competencias, realizarán las acciones conducentes para que el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes reciba los recursos que se requieran", detalla.

Previo a la difusión del Diario Oficial, alrededor de mil elementos de la Policía Federal (PF) tomaron las oficinas centrales de LFC en la Ciudad de México, sin que se registraran incidentes.

Minutos antes de las 23:00 horas los agentes saltaron las bardas por la Calle Tláloc y por Marina Nacional, portando marros para romper los candados de los distintos accesos.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública capitalina se preveía que las 35 instalaciones de la empresa en el Distrito Federal también fueran ocupadas por las fuerzas del orden.

El resto de las instalaciones de la paraestatal, como la planta de Necaxa, en Puebla, las instalaciones de las dos subestaciones de LFC en Cuernavaca. y en Hidalgo, las estaciones que brindan el servicio a 45 de los 84 municipios de la entidad.

En el Estado de México, la policía estatal asumió el resguardo de las instalaciones de la empresa en Toluca.

No nos arrebatarán LyFC, advierte SME

Fernando Amezcua, secretario del Exterior del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), aseguró a los trabajadores que no será fácil que el Gobierno federal les arrebate Luz y Fuerza del Centro (LyFC).

"Nos espera una batalla muy larga, pero les puedo asegurar que no nos van a quitar la empresa", prometió Amezcua a los trabajadores. En entrevista, el secretario del Exterior indicó que la intención inicial del Gobierno federal era privatizar Luz y Fuerza del Centro, pues está interesado en otorgar el suministro de energía y en utilizar su fibra óptica.

"Lo que está haciendo el Gobierno federal es privatizar su casa, porque es una empresa pública, es una empresa del Gobierno; entonces, cómo va a liquidar algo público", dijo a los medios de comunicación.

El Comité Central del SME exhortaron a todos los trabajadores activos y jubilados a permanecer atentos en las inmediaciones del gremio para que se les informe sobre las acciones que determine la asamblea urgente.

Representantes de diversas delegaciones ingresaban en la madrugada a los auditorios del sindicato para participar en la aprobación o el rechazo de las medidas tomadas por el Comité Central.

Unos 500 trabajadores permanecieron afuera del sindicato gritando consignas en contra del Gobierno federal y en aras a la unidad del gremio.

Al grito de "Unidad, Unidad", "Aquí se ve la fuerza del SME", "Duro, duro, duro", los trabajadores fueron exhortados por los líderes a no realizar actos de provocación.

Algunas mujeres lloraron tras enterarse de la liquidación de Luz y Fuerza del Centro, grupos radicales del SME llamaron a regresar a sus centros de trabajo y sacar a la Policía Federal, moción que fue rechazada por la mayoría.

Amezcua aseguró que la toma de las instalaciones centrales y de las subestaciones de LyFC constituye es una arbitrariedad, y el Gobierno federal será el responsable de cualquier afectación en el abasto de energía eléctrica en el centro del País.

"Es una arbitrariedad. Estábamos en proceso de diálogo, esperando una respuesta de Los Pinos", dijo en entrevista afuera de la compañía. La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal informó anoche que aseguraría las 36 instalaciones de LyFC.

Al cierre de la edición, al menos tres de ellas ya habían sido cerradas por policías locales.

Mientras, en Hidalgo, las instalaciones fueron tomadas ayer alrededor las 23:45; entre ellas, la de Juandhó, en el municipio de Atitalaquia, y por lo menos una más en la Colonia Santa Julia, en Pachuca.

En Morelos, policías federales ingresaron a dos subestaciones en Cuernavaca, según confirmó Héctor Salazar, subsecretario general del SME en esta ciudad.

"Es una toma ilegal (...), de una vez decimos que responsabilizamos completamente al Gobierno federal en caso de la falla del suministro de energía eléctrica", expresó.

Mientras en Puebla, un numeroso contingente de la Policía Federal se trasladaba del municipio de Huauchinango, donde operan la Presa de Necaxa y la hidroeléctrica.

La mayoría de los habitantes del pueblo son trabajadores de la hidroeléctrica.

Alista Esparza marcha con sindicatos

El líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza, señaló que convocará a los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) a movilizarse por las medidas acatadas por el gobierno Federal.

Señaló que con respecto al pago de las liquidaciones, el Gobierno debe cumplir con el decreto de creación de un nuevo organismo en 1994.

"Se trata de una acción arbitraria anticonstitucional y lo llevaremos al Congreso de la Unión para poder abrir la controversia constitucional, la discusión y análisis sobre lo que ellos justifican".

En entrevista para la Primera Emisión de Hoy por Hoy, el líder del SME señaló que las inconsistencias que adjudica a LyFC el gobierno Federal no están demostradas.

Asimismo, Esparza anunció que se realizarán movilizaciones en las que se convocará a todas las organizaciones sindicales.

"Realizaremos la primera movilización el próximo jueves a las cuatro de la tarde, del Ángel de la Independencia al Zócalo. Estamos convocando a nivel nacional a todas las fuerzas políticas, sociales, populares amas de casa, sindicales e intelectuales para no permitir este atraco a los mexicanos."

El líder sindical que LyFC comentó que será responsabilidad de los trabajadores que pertencen al sindicato el cobrar o no su liquidación.