Publicado el viernes 02 de octubre del 2009

Presenta el FC Dallas al juvenil Leyva

Especial La Estrella Digital

DALLAS — Antes del comienzo del doblete de mitad de semana, en conferencia oficiada en el salón de prensa del Cotton Bowl, el juvenil mexicano Bryan Leyva fue presentado oficialmente con la camiseta profesional de FC Dallas.

“Este es un sueño hecho realidad para mí, me siento muy orgulloso y trabajaré duro para devolverle a Dallas lo que me ha dado”, indicó Leyva, quien contó que a los 3 años su madre (Nancy) le regaló un balón de fútbol, edad en que comenzó su sueño de futbolista.

Nacido en Chihuahua, México, llegó a los 8 años a Estados Unidos, siendo los Comets y Andromeda sus primeros clubes donde compitió por la Copa Dallas.

Por su lado Óscar Pareja, quien fue su entrenador en la división juvenil del cuadro texano, dijo “lo vimos jugar cuando tenía 14 años, tiene una técnica muy rica y es explosivo con la pelota, pero físicamente todavía le falta desarrollar”.

“Él sabe que tiene que ser mejor porque la competencia es muy alta y estamos seguros que llegará a ese nivel”, agregó Pareja.

Michael Hitchcock, gerente general del FC Dallas, habló sobre el compromiso que tiene el club para con sus jóvenes jugadores.

“El club hizo un compromiso de ir desarrollando e integrando jugadores, y ahora estamos viendo a uno de los frutos de ese trabajo. Ellos son el futuro”.

Para el técnico Schellas Hyndman, Leyva tiene una gran habilidad atlética y técnica.

“Para entender la parte táctica tiene que estar en el nivel profesional, algo que lo irá desarrollando poco a poco. La liga es muy rápida y muy física pero el ambiente en que estará le darán seguridad”, explicó el técnico.

Otro de los momentos que Leyva recuerda es que cuando estaba jugando por Comets fue invitado a Europa para jugar en equipos como el Lyon de Francia y Santander de España, viajó acompañado por su padre (José) pero luego se quedó solo y no pudo continuar porque extrañaba su familia.

En México fue invitado por Chivas, Tigres y Rayados de Monterrey. Sin embargo ahora está dedicado a entrenar con la selección Sub17 de Mexico que está preparándose para el mundial de Nigeria.

“Yo estoy trabajando con ellos, espero que Dios me ayude para ser convocado y poder ser parte del seleccionado nacional”.

Teniendo a Jonathan dos Santos como ejemplo dijo “claro que verlo me estimula a aspirar mejores lugares, pero primero tengo que trabajar para ganarme el derecho a vestir esa camiseta”.

Llevará la camiseta número 21.

Y Cunningham lo hizo otra vez

DALLAS — Con tres puntos conseguidos gracias al triunfo por 1-0 sobre New England y donde Jeff Cunningham anotó su gol número 16 que lo lleva a liderar la tabla de goleadores de la liga, el FC Dallas enfrentará el próximo miércoles 7 de octubre a San José Earthquakes en su penúltimo encuentro de visitante.

El partido de mitad de semana que no mostró cualidades técnico/tácticas donde ambos cuadros salieron a cuidar su arco, con una primera mitad lenta pero que creció en emoción en las finales de la segunda, sirvió para mantener las aspiraciones de postemporada de los texanos.

Ambos cuadros sufrieron salidas tempranas de jugadores por lesión. Por New England salió Jay Heaps a los 10 minutos y por los texanos Dave van den Bergh.

“Creo que fue un partido feo, donde ambos equipos trataron de cerrar sus espacios, pero creo que esta es la primera vez desde que dirijo FC Dallas que nosotros ganamos ‘un partido más’”, refiriéndose al esfuerzo del equipo por seguir ganando.

Sobre la gente que saltaba en las tribunas apoyando al cuadro local, Hyndman dijo “fue fantástico ver esa hinchada, ojalá fueran nuestros colores, pero fue un ambiente envuelto en fútbol y ojalá algún día tengamos ese número de aficionados”.

El colombiano Jair Benítez, quien realizó el pase a Cunningham, dijo estar contento por el gol.

“Porque vengo haciendo las cosas bien y espero seguir hasta el final con el mismo nivel. Me gustó jugar en este estadio, sobre todo teniendo a gente colombiana que vino a apoyar a mi selección”.

Su compatriota David Ferreira acordó que “fue bonito ver gente colombiana pero lo más importante fue sacar los tres puntos”.

Otro que sigue pensando en no tirar la toalla es Darío Sala.

“Todavía estamos con vida y vamos a seguir peleando hasta el último partido”. Aunque antes no había jugado en este recinto el argentino le dio un significado muy grande para el regreso del FC Dallas al Cotton Bowl.

“Nosotros tomamos esa responsabilidad porque vino mucha gente latina que apoyaba al equipo desde sus comienzos y menos mal les regalamos el triunfo y esperamos que con esta victoria se prendan del FC Dallas nuevamente y nos vayan a apoyar”, indicó el arquero.