Publicado el miércoles 11 de abril del 2007

Oferta laboral empuja crecimiento hispano en Texas

ESPECIAL DIARIO LA ESTERLLA

Por Marisela Ibarra

Especial Diario La Estrella

DALLAS — Un reciente informe del censo que ubica a Dallas-Fort Worth y Houston en segundo y tercer lugar por el aumento poblacional registrado entre 2000 y 2006, confirma una tendencia que se mantendrá en los próximos años: la comunidad de origen latino y en particular los mexicanos, son el grupo étnico que más incide en este repunte.

Expertos en crecimiento poblacional comentaron sobre el reporte divulgado por la oficina del demógrafo del estado Steve Murdock y destacaron que la inmigración internacional es mayoritariamente de personas latinas, así como el crecimiento natural a través de nacimientos.

La antropóloga Laura González, profesora de la University of Texas en Dallas (UNT), dijo que el salario y costo de servicios son factores claves en el fenómeno demográfico.

Según González para los inmigrantes latinos, pero sobre todo mexicanos, el salario local representa una oportunidad de progreso.

El decano en ciencias aplicadas de la Texas State University en San Marcos Jaime Chahin opina que Texas es un polo de atracción tanto para la migración internacional como para la doméstica, por el auge de la industria de la construcción y la reubicación en el estado de compañías de desarrollo tecnológico que son generadoras de nuevos empleos.

Datos del censo señalan que la población del Metroplex aumentó en 842 mil habitantes entre 2000 y 2006, mientras que la de Houston en 825 mil, rebasadas a nivel nacional por Atlanta donde el crecimiento fue de 890 mil habitantes.

Las múltiples lecturas de los datos demográficos tienen otro punto de coincidencia para ambos académicos: la población anglosajona es el grupo con menor crecimiento natural y con un acelerado proceso de envejecimiento que en las próximas décadas, no dará a basto para cubrir la demanda de trabajo.

Datos de la Cámara de Comercio de los EU en su página de Internet, revelan la preocupación del sector productivo por este comportamiento demográfico.

“La oficina de Estadísticas del Trabajo (BLS) estima que entre 2002 y 2012, la gente en edad productiva de 25 a 34 años podría aumentar sólo en 3 millones, mientras que la población que rebase los 55 años aumentará en 18 millones”